La empresa Pavasal pretende construir una gran planta logística, Parque de Actividades Logísticas M40 (PALM40), en los terrenos de la antigua fábrica de Renault con una extensión de 152.172 metros cuadros. Empresas como Amazon están detrás del proyecto, en una localización muy propicia para la distribución de mercancías, con conexiones a la M40, A42 y A4. Localización muy favorable sin tener en cuenta las graves afectaciones que para los vecinos del barrio tendría el tránsito de vehículos pesados por la calle Eduardo Barreiros que se generaría.

 

La movilización vecinal consiguió una mediación con la empresa por parte del Ayuntamiento de Ahora Madrid que solicitó al Ministerio de Fomento la conexión directa con la M40 como requisito para la construcción de la planta, conexión que es necesaria para mejorar la accesibilidad del barrio al margen de la Plataforma. De momento la empresa sigue impunemente con los trabajos necesarios para la construcción de la planta, aun sin contar con la necesaria licencia municipal.

 

A pesar del debate generado en torno a Madrid Central y la contaminación, la región de Madrid se está configurando como un centro neurálgico en la distribución de mercancías, con la contaminación que ello genera y que sufren además de la ciudad de Madrid, en el Corredor del Henares y el Área Metropolitana Sur, donde desde hace años los polígonos industriales van siendo sustituidos por centros logísticos. A algunos parece importarles el aire que respiran los pocos privilegiados que hoy pueden acceder a una vivienda en la almendra central de Madrid, pero les da igual cuando toca hablar de las condiciones de vida en los barrios obreros. Tampoco parecen algunos darse cuenta de que las mercancías se producen en fábricas de otros países, haciendo todo el proceso menos eficiente y más contaminante, garantizando eso sí mayores plusvalías al capital por la mayor explotación de la clase obrera de allí.

 

Las empresas y sus representantes institucionales plantean un falso debate en torno al empleo que generará la Plataforma Logística, pretendiendo que elijamos entre trabajo y contaminación o nada. Las condiciones laborales en el sector logístico, con Amazon a la cabeza, destacan por la temporalidad, por la precariedad y por el elevado número de accidentes laborales. No debemos quedar atrapados en estos estrechos márgenes que nos ofrecen, hay una propuesta favorable a la clase obrera de Villaverde.

 

Exigimos:

 

  • Paralización inmediata de las obras de acondicionamiento de las parcelas de PALM40
  • Expropiación de los terrenos para destinarlos a la fabricación de bienes bajo control público
  • Plan Industrial para Villaverde con la construcción de las infraestructuras, mejora del transporte público, mejora de la calidad del aire, etc.
  • Plan de formación y empleo en el Distrito de Villaverde para la incorporación de trabajadores a las fábricas nuevas y a las que ya operen en la zona.

Debemos intensificar las movilizaciones contra este proyecto que antepone las necesidades del capital sobre nuestra salud y nuestras condiciones de vida. Frente a los planes de los monopolios para nuestra región, por un Madrid para la clase obrera.