Ante la aprobación de Madrid Nuevo Norte

0

El Ayuntamiento de Madrid dirigido por el Partido Popular y Ciudadanos ha aprobado definitivamente el pelotazo urbanístico Madrid Nuevo Norte -anteriormente conocido como “Operación Chamartín”- reformulado e impulsado durante la pasada legislatura por el gobierno de Ahora Madrid, quien bajo el falso argumento del desarrollo sostenible y la vivienda pública buscaba hacer más atractivo el proyecto al pueblo trabajador, triste papel que ha seguido jugando hasta el último día.

Queda tan sólo un trámite, su aprobación por el Gobierno Regional de la Comunidad de Madrid. Dicho acuerdo aun no se ha decidido y aunque todo apunta hacia un acuerdo entre PP, Ciudadanos y Vox, la clase obrera y el pueblo trabajador de Madrid seguimos teniendo en nuestras manos la posibilidad de frenar un plan que hipoteca el desarrollo del norte de la ciudad y el futuro de buena parte de la región.

El plan ha sido aprobado por la unanimidad del pleno municipal. Las plusvalías en  liza son tan jugosas que el BBVA y la Constructora San José han logrado que Más Madrid, PP, Ciudadanos, PSOE y Vox aparquen sus diferencias para sacar adelante un plan que beneficia únicamente a la especulación inmobiliaria, demostrando como frente a toda la puesta en escena electoral de los últimos meses, los cinco partidos sirven a los mismos intereses.

Madrid Nuevo Norte no es sólo un gran pelotazo urbanístico, sino que contribuye al desarrollo del modelo de ciudad que el capital monopolista tiene diseñado para Madrid, de ahí que todos los partidos serviles a la patronal vayan de la mano.

El PCTE ya denunciamos las fatídicas consecuencias que esta gigantesca operación inmobiliaria y especulativa tendrá sobre las condiciones de vida de la clase obrera y el pueblo trabajador no sólo del norte de Madrid, sino de toda la región: encarecimiento de la vivienda y expulsión de las capas menos pudientes del pueblo trabajador de los barrios obreros del norte de la ciudad, agravamiento del problema de la vivienda en toda la región, recrudecimiento del proceso de desindustrialización, etc.

Por todo ello exigimos la paralización inmediata del proyecto y de la modificación del Plan General de Ordenación Urbana con el objetivo de desarrollar una extensión de Madrid por el Norte donde se integre:

  • Remodelación de la estación de Chamartín y los nudos de Manoteras y Fuencarral.
  • Parque público de vivienda en régimen de alquiler social, sin posibilidad de compraventa.
  • Dotaciones educativas, culturales, deportivas, de ocio y zonas verdes para los barrios colindantes.
  • Plan de Desarrollo Industrial por medio de la Sociedad Española de Participaciones Industriales

Entendemos que esto sólo podremos lograrlo en el marco de una amplia movilización popular, que obligue a los gobiernos a todos los niveles a dar marcha atrás en su diseño de ciudad orientada a las necesidades de los grandes monopolios, toda vez que quienes abanderaron el cambio institucional han elegido situarse del lado de la banca, las grandes constructoras, los especuladores y en contra del pueblo trabajador madrileño.

Por ello, hacemos un llamamiento a todas las organizaciones que han mostrado su rechazo al proyecto para levantar una movilización unitaria que tumbe Madrid Nuevo Norte y con ello los planes de la patronal para Madrid, un modelo de ciudad que nada tiene que ver con nuestras necesidades.

Luchemos unidos por un Madrid para la Clase Obrera