Hacía bastante tiempo que la comunidad educativa no se unía con un mismo grito de guerra, la defensa de la enseñanza pública. Profesorado, madres, padres y alumnado nos unimos en este 9 de marzo en la ciudad de Alicante en una movilización con doble convocatoria contra la LOMCE y contra la privatización de la enseñanza a la que nos somete la Unión Europea y por una educación al servicio de la clase trabajadora.

La jornada de lucha reunía a unas 1000 alumnas y alumnos en la ciudad de Alicante especialmente de institutos, mientras que en la manifestación de la tarde se estima que acudieron unas 10.000 personas según las plataformas convocantes. En ambos actos se escucharon  consignas que reivindicaban la educación al servicio del pueblo trabajador, como “La hija de la obrera a la universidad, y la hija del banquero al campo a trabajar”, “Quiero estudiar, y quiero trabajar, y quiero que la crisis la pague el capital” o “Sí hay solución, salida del euro, la OTAN y la Unión”, entre otras.

Esta convocatoria de huelga educativa nos demuestra la importancia de la unidad del sector educativo ante los ataques que la UE lanza de forma constante contra la clase obrera y sus hijas e hijos. Solo mediante la organización y la lucha del estudiantado junto a la clase obrera en cada centro de estudios lograremos una educación pública, de calidad y al servicio de la clase trabajadora. El PCPE y los CJC decimos que el lema “obrer@s y estudiantes, unid@s y adelante” está más vigente que nunca.