PCPE Madrid: Nuestra moción de censura es al sistema

0

El 8 de junio el pueblo trabajador madrileño hemos sido bombardeados informativamente con motivo de la moción de censura presentada por PODEMOS contra Cristina Cifuentes. Las formas del debate en la Asamblea de Madrid han sido duras, las palabras contundentes por unos y otros, llegando a los más amargos reproches y acusaciones para todos los gustos y colores.

Los trabajadores no nos asustamos cuando los debates se endurecen. Cuando discutimos en asamblea sobre la necesidad de una huelga poniendo en juego el pan de nuestros hijos la tensión alcanza altas cotas. Cuando al calor de la chasca ponemos sobre la mesa varias formas de lucha o en el momento en que algún esquirol pretende reventar la huelga de todos, las formas son lo de menos, pues lo importante es el fondo, defender nuestros derechos y derrotar los planes de la patronal.

Lo artificial, lo forzado de la discusión de la moción de censura tiene que ver con eso, con que en el fondo no se está debatiendo nada importante ¿Qué pretende PODEMOS? ¿Sustituir a Cristina Cifuentes por Lorena Ruiz-Huerta? Entendemos que no, pues sabían de antemano que no contaban con los apoyos suficientes ¿Qué pretende la nueva socialdemocracia con la moción, ensayo de la que en unos días tendrá lugar en el Parlamento?

Pretenden presentarse ante los ojos del pueblo trabajador madrileño como los garantes del cambio. El problema es que como ya hiciera PODEMOS desde su irrupción en las elecciones europeas 2014 dirige la atención de la clase obrera y los sectores populares a las instituciones, envía el mensaje a los trabajadores, estudiantes, autónomos… de nuestra región de que votándoles, sus problemas se van a resolver. Misma jugada, nada nuevo bajo el sol.

El Gobierno Regional del PP presidido por Cristina Cifuentes es acosado por los escándalos de corrupción de todas las tramas y subtramas judiciales de los casos Púnica, Gürtel y la más reciente, Lezo. Esta corrupción es repugnante, a nadie se le escapa eso, cómo los que viven a costa del esfuerzo de la clase obrera mediante el robo legalmente consentido de la plusvalía que producimos, se lucran aun más por medio del robo ilegal utilizando las instituciones para su enriquecimiento.

Sin embargo, además de la escenificación de la disputa y la supuesta radicalidad de PODEMOS en las instituciones, ¿qué ofrece a los trabajadores de nuestra región esta táctica? La clase obrera y los sectores populares observan pasivamente este juego político, sin una implicación directa en una lucha concreta, que nos permita sacar lecciones, organizarnos para la siguiente batalla, tomar conciencia de nuestros deberes como clase, etc. La moción de censura de PODEMOS es inútil para los intereses de la clase obrera.

Nuestra moción de censura es al sistema, nada cambiaría incluso colocando a Lorena Ruiz-Huerta en el Gobierno Regional. Si hacemos un repaso a los Aytos. del cambio en nuestra región, Madrid, Rivas-Vaciamadrid, San Fernando de Henares, Alcalá de Henares, Fuenlabrada, Móstoles… veremos que ningún cambio ha llegado a la vida de la clase obrera de nuestra región, pues nuestra lucha debe darse en los barrios, pueblos y centros de trabajo para ganar nuestra moción revolucionaria al sistema capitalista.

Secretariado Político del PCPE Madrid.