Uno de los objetivos emanados en el XI Congreso del PCPE era desarrollar el giro obrero, la intervención decidida del Partido Comunista entre la clase obrera, a todos los niveles. Dando cumplimiento a este mandato en el plano organizativo, con el inicio de curso hemos constituido en Madrid, células en importantes sectores económicos como el aeroportuario, el educativo o el sector call center.

 

Con esta apuesta de desarrollo organizativo orientamos la política comunista hacia la organización de la clase obrera en sus centros de trabajo, con el objetivo de elevar el nivel de conciencia de los trabajadores y de hacer avanzar todas las luchas en clave de unidad, porque la lucha por mejoras parciales en el centro de trabajo, aun cuando es de vital importancia, no es suficiente, porque no permite por sí sola elevar la lucha a un nivel político, en el que lo que está en liza es el poder para la clase obrera o para la burguesía.

 

La experiencia histórica nos demuestra que cuando la intervención comunista se produce allí donde se concreta la contradicción fundamental entre capital y trabajo, las luchas avanzan más rápidamente, se alcanzan victorias y aumenta el grado de organización de los trabajadores para afrontar nuevas batallas dentro y fuera de sus empresas, preparando a amplias masas de trabajadores para lo que será la lucha decisiva en clave revolucionaria.

 

Con este primer paso, demostramos el compromiso de llevar de nuevo la organización comunista de donde nunca debió salir, de los centros de trabajo. La precariedad y la temporalidad hoy impiden a buena parte de la clase obrera permanecer en la misma empresa y el mismo puesto de trabajo durante un periodo de tiempo prolongado, lo que dificulta la tarea última de organizar células de empresa. La célula sectorial, no obstante, es el primer paso hacia ese objetivo. Existen sectores estratégicos de la economía donde el Partido Comunista debe tener presencia y animamos a todos los trabajadores que simpatizan con nuestras posiciones a tomar la iniciativa e ingresar al Partido. El metal, la industria aeroespacial, automovilística, logística y transportes, la sanidad, el sector energético, las telecomunicaciones… son sectores clave para que la sociedad funcione y con ella la acumulación capitalista y la explotación de la clase obrera.

 

El Partido Comunista refuerza su compromiso con la clase obrera y el conjunto del pueblo desarrollando activamente en la tarea de organizar a todos los trabajadores bajo una perspectiva revolucionaria que sitúe el horizonte de la lucha por un país para la clase obrera o lo que es igual a nueva sociedad libre de explotación, paro, precariedad y miseria.

 

Únete a la ofensiva.

Tenemos todo por ganar.