Nuestra propuesta de convivencia: un Madrid laico

0

El pasado lunes 18 de diciembre se celebró en el Centro Cultural Islámico, conocido popularmente como la Mezquita de la M30, unas jornadas de convivencia cultural con el subtitulo de “La convivencia nos une, el islam patrimonio cultural de todos”. Entre los organizadores se encuentra la junta de distrito de Ciudad Lineal y por tanto el actual gobierno que tiene la ciudad de Madrid.

Curiosamente este acto, que partirá de las mejores intenciones por parte de la mayoría de sus organizadores, se celebra en un centro religioso cuya financiación es más que cuestionable al estar dirigida por “La liga del mundo islámico” de orientación wahabita y con sede en Arabia Saudí, un país cuyo gobierno no se caracteriza por promover una visión moderada y tolerante del Islam.

Pero dejando aparte este importante detalle nos sorprende que el Ayuntamiento de Madrid, un gobierno supuestamente progresista, venda y participe de un discurso que es tan reaccionario como falso. Porque para empezar, el planteamiento inicial de esta charla, que es el de integrar a las personas migrantes, y el cual compartimos, parte del principio de que todas las personas que emigran de países del norte de África o de países árabes son necesariamente musulmanes, reduciendo su cultura a creencias religiosas, ignorando a aquellos que no profesan el islam o no profesan religión alguna.

Por otro lado también sorprende que el ayuntamiento de Madrid participe de un acto con una carga religiosa tan potente. Como hemos dicho antes; reforzar estereotipos respecto a las personas procedentes de determinados países supone un flaco favor a estas comunidades. Tal vez el Ayuntamiento de Madrid debería mantenerse independiente a cualquier manifestación de religiosidad y defender los valores de progreso de la sociedad laica, por la que tanto luchamos en el pasado la clase obrera y el pueblo de nuestro país. Ahora Madrid y la señora Manuela Carmena deberían plantearse seriamente bajo que perspectiva quiere crear un clima de convivencia entre el pueblo trabajador de la ciudad de Madrid.

Los y las comunistas lo tenemos claro, no hay ninguna idea de verdadero progreso dentro de ninguna religión. El objetivo de nuestro partido no es el de fortalecer la religión como patrimonio de nadie pues sabemos que la única forma de crear una sociedad que pueda vivir en paz y convivencia es aquella en la que la clase trabajadora nos sintamos unida y participante de un mismo proyecto de país independientemente de nuestra nacionalidad, raza o cultura.

PCPE Madrid