Levantar el “Madrid Capital de Lucha”, conquistar Un País para la Clase Obrera

1

Comenzamos el nuevo curso político con la determinación de recuperar el espíritu del No Pasarán, retomando las mejores tradiciones de lucha de la clase obrera y el pueblo. El objetivo, conquistar un futuro mejor frente a los que nos imponen un presente de incertidumbre y miseria.

Los capitalistas han salido de la crisis y sus beneficios aumentan precisamente gracias a aumentar nuestra explotación. Los monopolios asientan sus ganancias sobre el empeoramiento de nuestras condiciones de vida y trabajo, gestándose las causas de la próxima crisis cíclica del capitalismo. El paro sigue siendo elevado, mientras que las contrataciones que se producen son temporales. Los salarios han retrocedido hasta el punto de que trabajar no garantiza unas condiciones de vida decentes. La pobreza mata en nuestra región.

La clase obrera de nuestra región no ha permanecido impasible, peleando empresa a empresa, sector a sector y logrando alcanzar algunas victorias como en Cuétara, Servicios de Tierra de Ferrovial en RENFE o en Zardoya – OTIS. En otras empresas se está dando una batalla sostenida en el tiempo, destacando la lucha en CocaCola Fuenlabrada por la recuperación de la actividad industrial, pero también Línea Madrid 010, Centro de Acogida La Rosa – Asispa, Metro de Madrid o PSA – Peugot Villaverde.

Ningún avance o retroceso es definitivo en el capitalismo. Hemos acumulado valiosas experiencias de lucha, unificando en algunos casos distintos conflictos, peleando como una sola clase, identificando al enemigo común. Buscan enfrentarnos entre madrileños y catalanes, cristianos, musulmanes y ateos, por nuestra orientación sexual… que ninguna diferencia consiga dividir a la clase obrera. Debemos enfrentar las posiciones reaccionarias y el fascismo, con presencia institucional en algunos municipios de Madrid o con el beneplácito mediático y jurídico-policial hacia el Hogar Social Madrid.

Hemos confrontado con el Gobierno Regional del Partido Popular, pero también a los gobiernos municipales “del cambio” cuando se han posicionado con la patronal, demostrando que el problema va más allá de quién gobierne, pues todos son gestores de los intereses de la patronal.

Los servicios públicos están lejos de cubrir nuestras necesidades más básicas. La calidad en sanidad, educación, limpieza viaria, servicios culturales, de ocio o deportivos parece reservada únicamente a quienes puedan pagarla. Los desahucios, la violencia machista o los accidentes laborales continúan arrojando un goteo de cifras, auténticos dramas que suelen ir acompañados de lágrimas de cocodrilo de los mismos que con sus políticas permiten que se den las condiciones para su permanencia.

La represión se ceba con quienes que luchan en el ámbito sindical o en la lucha popular, aplicándose la Ley Mordaza con el objetivo de contener la movilización del pueblo trabajador y persiguiendo el derecho de huelga. El peligro de una guerra a gran escala crece, colocándonos ante la necesidad de luchar por la paz desde cada centro de trabajo, desde cada barrio. 

En el centenario de la Revolución Bolchevique, son muchos los retos que el pueblo trabajador debemos enfrentar, es mucha la tarea por delante para el Partido Comunista. Por eso, compañero, compañera, es el momento de tomar partido. Sin organización no habrá lucha y sin lucha no habrá victoria. Necesitamos ser más para poder ser más fuertes y para eso te necesitamos a ti.

Con el impulso de octubre, hasta la victoria siempre.

Únete al Partido Comunista.

PCPE Madrid