Dar por roto el acuerdo sectorial, defender las mejoras ya aplicadas, combatir la política educativa del Gobierno Regional

0

El mes de junio las cuatro organizaciones sindicales con presencia en la Mesa Sectorial del Profesorado, CCOO, UGT, ANPE y CSIF, firmaban un preacuerdo sectorial con el Gobierno Regional. Este acuerdo llegaba tras un ciclo de movilizaciones, con dos huelgas en el curso, que no alcanzó la suficiente intensidad para imponer las reivindicaciones de CCOO, UGT, CGT y STEM, pues los dos últimos impulsaron las huelgas sin estar presentes en la Mesa Sectorial. Por su lado, ANPE o CSIF lo confiaron todo a la negociación y la voluntad de la Consejería.

Durante el verano y el inicio del curso la Comunidad de Madrid dio muestras de su escasa intención de aplicar lo acordado, hasta que finalmente hizo público el chantaje a las organizaciones sindicales firmantes, si quieren el Acuerdo Sectorial, deben firmar el Acuerdo Educativo. Firmar el Acuerdo Educativo supondría validar la nefasta política educativa de la Comunidad de Madrid para los hijos de la clase obrera, que ha puesto al borde del abismo la Educación Pública de nuestra región.

El Acuerdo Sectorial ratificaba otros acuerdos parciales previos, que ya se aplican, como son el Acuerdo de Interinos y los que proceden de la Mesa General de la Función Pública, excepciones para el descuento de la Incapacidad Temporal y los protocolos de prevención d la violencia y el acoso en los centros de trabajo. Algunas medidas que ya se han aplicado contenidas en el preacuerdo son la recuperación del cobro del verano por parte del personal interino y la consideración de las tutorías de 1º a 3º de la ESO como dos horas lectivas. Algunas otras mejoras como el aumento de los sexenios o los 2.800 nuevos cupos de profesorado, aun no se han aplicado.

Ante esta situación planteamos:

  • Dar por roto el Acuerdo Sectorial, defendiendo las conquistas ya aplicadas
  • Poner sobre la mesa las reivindicaciones anteriores a la firma del acuerdo, reivindicaciones de máximos: reducción de ratios, reducción de horas lectivas en todos los niveles, mejoras en licencias y permisos, sustitución de bajas, aumento significativo de nuevos cupos en todos los cuerpos y especialidades, ayudas sociales en formación, transporte, etc.

No podemos considerar si quiera la posibilidad de un Acuerdo Educativo, validando la política de privatización y recortes de la Comunidad que persigue un sistema educativo de beneficiencia para quien no pueda pagarse una educación privado-concertada. Frente a ello debemos pelear por:

  • Tumbar la LOMCE, la zona única de escolarización y el modelo bilingüe
  • Integrar la Etapa 0-6 años e incluirla en el sistema educativo general
  • Una educación laica y de carácter científico
  • Un Plan Urgente de renovación y  construcción de centros educativos públicos
  • Recuperar los servicios escolares privatizados, comedores, limpieza, mantenimiento, extraescolares…
  • Nacionalizar los centros privado-concertados, integrando sus plantillas en el sistema público

Debemos construir un nuevo ciclo de movilizaciones a la ofensiva, en alianza con el resto de trabajadores de la enseñanza y sus reivindicaciones específicas, el estudiantado, las familias, así como el conjunto de la clase obrera y del pueblo en defensa de la Educación Pública.

Dar por roto el acuerdo es el primer paso para retomar la movilización, puesto que no podemos seguir peleando en lo que la Consejería da por posible, sino en lo que consideramos condiciones laborales justas. Preparemos un ciclo de movilizaciones hacia la Huelga Indefinida en el sector, pues no conseguiremos imponernos a la Consejería en ningún otro escenario.

Se están dando los primeros pasos hacia una movilización del sector público en general, donde el profesorado en particular y los trabajadores de la enseñanza en general, deberemos luchar codo a codo con los trabajadores de sanidad, justicia, administración… pues debemos recuperar el poder adquisitivo y los derechos perdidos en los años de recortes.

PCPE Madrid