Ante el avance del fascismo: ¡No pasarán! El pueblo de Madrid vencerá

0

El fascismo organizado se está envalentonando, aprovechando la efervescencia nacionalista alimentada por los monopolios y sus representantes políticos. El giro reaccionario que está adoptando el sistema político de nuestro país se está dando a pasos agigantados y está permitiendo un despliegue sin complejos del fascismo, sentando las bases para su crecimiento como fenómeno de masas.

En lo que llevamos de semana han sido atacados por elementos fascistas dos locales del PCE, en Alcalá de Henares y en Aranjuez. En las concentraciones contra la represión en Cataluña han aparecido estos elementos, con la total connivencia de la policía, que no ha aplicado ninguna de las medidas recogidas en la Ley Mordaza ante su aparición, como sí han aplicado con mano de hierro al movimiento obrero y popular en los últimos años. No se ha llegado tan lejos aun como en Valencia y Barcelona, con la permisividad ante las cacerías organizadas por el nazi-fascismo.

Nos solidarizamos con las y los compañeros agredidos. Estos ataques se enmarcan en un contexto de movilización creciente de las organizaciones nazi-fascistas y de extrema derecha en nuestra región. Son decenas los barrios que estos días aparecen con pegatinas, pintadas y carteles con consignas abiertamente fascistas, se atacan sedes y locales de organizaciones de izquierda, aparecen perfiles en redes sociales que señalan a jóvenes antifascistas y llaman a perseguirlos, y se suceden las convocatorias que bajo el lema de la “unidad de España” esconden los postulados más reaccionarios.

La total impunidad jurídico-policial con la que actúan grupos como el Hogar Social o España 2000, con 6 concejales en la comarca del Henares, contribuye al avance de posiciones reaccionarias entre la clase obrera de nuestra región.

Para hacerles frente no podemos quedarnos en acciones vistosas o manifestaciones puntuales, debemos levantar una movilización fuerte y sostenida en el tiempo capaz de expulsar a estos elementos de nuestros barrios y municipios, cerrar el paso a sus planteamientos reaccionarios en nuestros centros de trabajo, donde la clase obrera somos una, al margen del país de origen de cada uno. Debemos ser la clase obrera y el pueblo trabajador quien se movilice barrio a barrio, empresa a empresa para acorralar al fascismo organizado, recuperando el espíritu del mejor #MadridCapitalDeLucha que ha conocido la historia.

Nuestro enemigo no está en Barcelona, ni levanta una bandera roja; nuestro enemigo nos explota en los centros de trabajo, recorta y cierra servicios públicos, nos niega derechos básicos y se encuentra en el IBEX-35 y los palacios de La Moncloa y La Zarzuela. Desde el Partido Comunista llamamos al pueblo madrileño a denunciar públicamente cada agresión y provocación fascista, a desenmascarar sus planteamientos reaccionarios, a confrontar a estos elementos allí donde aparezcan y a movilizarnos unidos para evitar que extiendan su mensaje de odio y división entre los trabajadores y trabajadoras.

¡Madrid será la tumba del fascismo!

¡NO PASARÁN!