El convenio del metal marca el camino en Bizkaia

0

Los trabajadores del metal de Bizkaia están llamados a la huelga los días 20 y 21 de junio. Vienen de tres días más de huelga el 23 de mayo y el 6, 7 de junio. Todos los sindicatos presentes en la mesa de negociación convocan estas huelgas, vistiendo las jornadas con una necesaria unidad que será puesta a prueba estos días.

Por su volumen, es el primer sector en importancia de Bizkaia, con 55.000 trabajadores, además de ser el sector de referencia histórica, puesto que lleva siendo el sector principal hace decenas de años. Es un sector con el que muchos otros convenios se comparan, intentando llegar a tener las condiciones de este sector histórico. Es por todo esto que este sector ha tenido históricamente un efecto tractor en todos los demás convenios, por su lucha y su compromiso con la clase obrera.

Tras la XX Mesa de negociación del metal de Bizkaia, la patronal ha optado por recortar más si cabe la propuesta anterior. La respuesta de los sindicatos ha sido convocar 5 días de huelga, con una participación en las huelgas celebradas del 80% y manifestaciones de más de 10.00 personas.

El Partido Comunista de los Trabajadores de Euskadi quiere felicitar a los trabajadores del metal por el ejemplo de lucha que están dando y les animamos a seguir unidos por ese camino. Hoy, más que nunca, el metal es un ejemplo de lucha obrera en Euskadi entera.

Pero no podemos olvidar que esta negociación viene precedida por años de congelación salarial y de dejar a la patronal hacer y deshacer a sus anchas. Solo mediante la unidad, la fortaleza de la organización sindical y la lucha será posible un convenio digno. Por encima de las diferentes líneas sindicales, los intereses de la clase obrera deben de ser puestos en el centro de esta negociación. De esta manera, conseguiremos que la patronal nos devuelva un poco de toda la riqueza que le generamos.

Por eso, la lucha por el convenio es importante, pero sin perder el horizonte de que somos los trabajadores y trabajadoras quienes lo producimos todo. Por eso, hoy más que nunca, el convenio más digno es aquel que nos dé una industria para la clase obrera.

 

Por una industria para la clase obrera.