Ante la investidura de Joaquim Torra como nuevo President de la Generalitat

0

Hoy el Parlament de Catalunya ha investido a Joaquim Torra como 131º President de la Generalitat de Cataluña. Comunistes Catalans – PCPE manifiesta que:

  1. La clase obrera de Cataluña hoy no tiene nada que celebrar. El gobierno que salga a propuesta del nuevo President será un enemigo para todos los trabajadores y trabajadoras de nuestro país. No es una cuestión de nombres sino de proyecto: gestionar el capitalismo trae como consecuencia directa la intensificación de la miseria i la explotación para la clase obrera i el pueblo trabajador. No hay forma amable de gestionar este sistema, quien se ponga encima de la bestia será responsable de sus atrocidades. Tanto Puigdemont, como el gobierno del 155, como Joaquim Torra contarán siempre con la oposición de los y las comunistas.
  1. A pesar de que el nombre no es lo más importante, Joaquim Torra cuenta especialmente con nuestra reprobación. Como se pone de manifiesto en sus diversos artículos políticos, Joaquim Torra es un ultranacionalista excluyente, continuador de las peores tradiciones del nacionalismo catalán. Los y las comunistas defendemos siempre la convivencia, la paz, el respeto y la fraternidad entre pueblos y confrontaremos el odio y cualquier chispa de supremacía venga de donde venga.
  1. Del discurso del nuevo President se concluye que su acción de gobierno se centrará en potenciar la teatralización y las acciones simbólicas de confrontación, pero aceptando la legalidad constitucional. El independentismo está en un callejón sin salida y lo único que les queda es gesticular y hacer discursos grandilocuentes para evitar decir la verdad a su público: que lo que habían prometido es imposible dentro del capitalismo. La retórica de la confrontación es una estrategia felizmente aceptada por el bloque dominante estatal, pues le permite seguir cohesionando sus políticas reaccionarias en un marco de confrontación nacionalista. Quien pierde con este esquema es la clase obrera, a la que se le dificulta emprender un camino propio independiente de toda influencia política e ideológica del enemigo de clase.
  1. La CUP vuelve a mostrarse como la máxima expresión de las contradicciones independentistas. Está tratando de forzar un camino hacia una República que todo el mundo sabe que no se puede materializar mientras vuelven a dar las llaves del Palau de la Generalitat a la derecha. Todo se justifica por el logro de un hito futuro de independencia. Cuando de aquí a unos años el Procés acabe sin éxito, cosa que pasará inevitablemente por la correlación de fuerzas, la CUP deberá explicar cómo se conjuga ser anticapitalista con haber sido la pata que ha sustentado y dado estabilidad al gobierno mientras la burguesía salía de la crisis cargando todas las penurias sobre los hombros de la clase trabajadora.
  1. Comunistas Catalans – PCPE seguirá luchando a pie de calle contra la patronal y sus gobiernos, y animamos a la clase obrera y a todos los sectores populares a lanzar una contraofensiva confrontada tanto con el gobierno de la Generalitat como con el de la Moncloa, haciendo un frente común con toda la clase obrera del resto de España para acabar con este sistema y construyendo un país para la clase obrera en que se garanticen todos nuestros derechos sociales y nacionales.

Comité Nacional de Comunistes Catalans – PCPE

14 de mayo de 2018