Un mes de lucha obrera en Vestas León

0

A más de un mes del inicio del conflicto por la amenaza de cierre de la fábrica y a la tercera semana de huelga indefinida, la plantilla de Vestas en el Polígono Industrial de Villadangos del Páramo (León) se movilizará el próximo jueves 2 de agosto hasta la sede de Vestas Mediterranean en Madrid para frenar el proceso de deslocalización y garantizar los puestos de trabajo. Sin embargo, nuestros compañeros no irán solos.

Desde el Partido Comunista de los Pueblos de España (PCPE) y su Juventud, los Colectivos de Jóvenes Comunistas (CJC), tendemos la mano a la plantilla, igual que hemos hecho desde el primer día, y acompañaremos a los trabajadores ante la sede del monopolio danés en Madrid. Como no podía corresponder de otra manera a un Partido Comunista, entendemos que la solidaridad obrera es la mayor garantía en la lucha que tiene nuestra clase de vencer, puesto que ningún gobierno burgués, socialdemócrata o no, viejo o nuevo, podrá llegar a soluciones en beneficio de la mayoría trabajadora. Sólo el pueblo salva al pueblo.

El mismo 28 de junio, que señalizó el inicio de las movilizaciones que comenzaron con paros parciales de la producción y contó con un apoyo del 98% de la plantilla, los y las comunistas estuvimos presentes junto a los trabajadores.

 

El Centro Obrero y Popular El Candil se abre a los trabajadores. El COPEC sirve de espacio para reunirse y realizar distintas tareas durante el conflicto, como la elaboración de pancartas.

Durante el transcurso de los parones y ante la negativa de la empresa a llegar a un acuerdo razonable, los trabajadores deciden llevar adelante distintas acciones. El 5 de julio se convoca una concentración frente a la Junta de Castilla y León en León durante las negociaciones del Comité de Empresa. Una semana después, y sin una solución, se realiza una manifestación por el centro de la ciudad. Durante todo este tiempo, los parones y asambleas de trabajadores continúan en el polígono.

 

¡Aquí nadie entra! El 15 de julio, siguiendo el calendario de movilizaciones marcados al inicio del conflicto y tras el rechazo en asamblea de la propuesta de la empresa, los trabajadores inician la huelga indefinida. Los piquetes en la planta se intensifican y consiguen parar efectivamente la producción al completo. Al grito de “¡huelga, huelga!”, se organizan piquetes en cada puerta y los esquiroles son incapaces de entrar.

El Partido comienza a buscar apoyos en otros centros de trabajo. En Miguélez se desarrollan las tareas de solidaridad a pie de fábrica, informando a los trabajadores del conflicto. Desde la sección sindical de CGT en Miguélez se envía un vídeo de apoyo.

A esto le acompaña un mensaje de apoyo desde Vestas Daimiel, en Ciudad Real.

Los trabajadores de Amazon convocan huelga en defensa de un convenio digno durante los Prime Day (16 a 18 de julio), momento de mayor volumen comercial del monopolio estadounidense, y se solidarizan con los compañeros de Vestas. Desde Villadangos del Páramo, la plantilla accede a la propuesta del Partido de apoyar a los trabajadores de Amazon. Durante las cargas policiales, dos personas son detenidas en San Fernando de Henares por ejercer su derecho a huelga, siendo uno de ellos nuestro responsable de organización del PCPE Madrid. Ante la represión ejercida por las Fuerza de Seguridad del Estado, el Comité de Empresa de Vestas manda un vídeo condenando las acciones y en apoyo a los trabajadores en huelga.

La asamblea acepta la propuesta que propone el Comité de Empresa, en la que se defiende el mantenimiento de los puestos de trabajo durante 2019, para continuar las negociaciones. La empresa se niega a aceptarla y responde con otra oferta que es rechazada por la plantilla, que se muestra fuerte y unida.

Las movilizaciones continúan en la segunda semana de huelga indefinida. Se inician marchas hacia el ayuntamiento de Villadangos del Páramo y Hospital de Órbigo, localidades cercanas al centro productivo, los días 24 y 25 de julio respectivamente.

 

Desde el Partido, se continúa con la difusión de mensajes de apoyo y de contenido político que es recibido de buen agrado por los trabajadores durante las largas horas de piquete.

El 26 de julio, algunos compañeros de Vestas inician un encierro en Delegación Territorial de Trabajo en León mientras el resto, junto con el Partido, les apoyan desde fuera. ¡Vestas no se cierra!

En el COPEC se hace eco del conflicto en los distintos eventos culturales y se coloca una caja de resistencia para los trabajadores. El conflicto se lleva del centro productivo a los barrios obreros.

 

Para terminar la semana, el viernes 27 de julio, el Partido Comunista y su Juventud impulsan y organizan junto al Comité de Empresa y la asamblea de trabajadores un concierto solidario. Gracias a Isamil9 y Salvador Amor, en las puertas de Vestas se escuchan canciones de protesta y lucha.

Con cada acción que han realizado los compañeros de Vestas, lejos de caer en la resignación, muestran cada vez una capacidad de organización, compromiso y unidad mayores, elevando sus propuestas a formas más polifacéticas de lucha con el incondicional apoyo del Partido Comunista y su Juventud. Su lucha es la lucha de todos los trabajadores: la lucha por defender nuestro trabajo frente a los beneficios de los monopolios. Por todo ello, el PCPE y los CJC mantienen su compromiso con los trabajadores de Vestas y llaman al conjunto de la clase obrera a asistir a la concentración el próximo 2 de agosto frente a la sede de Vestas en Madrid y comenzar así a construir una País para la Clase Obrera. Es la hora de Tomar Partido. ¡Vestas no se cierra!