Son varios los ejemplos de ERE’s que en estos últimos años hemos vivido en nuestra provincia, interesados por la patronal para destruir puestos de trabajo, lo que ha agravado la despoblación; pero también hemos visto como la lucha organizada de los trabajadores permite parar estos ataques y avanzar en derechos, así por ejemplo la mera convocatoria de huelga en el sector de la hostelería en el periodo vacacional de semana santa, permitió avances en la negociación del convenio; y es que la lucha es el único camino para la victoria de la clase obrera.

Esto es algo que la plantilla de Lindorff sabe, por ello llevan ya varios paros laborales y una han convocado huelga para el jueves 19 de abril. Los trabajadores y trabajadoras deben secundar esta huelga de manera unitaria mostrando a la patronal los dientes contra sus falsos argumentos de productividad para eliminar más de cien puestos de trabajo en Valladolid, y más de 400 en todo el Estado y también contra las reformas laborales que permiten el pisoteo constante de derechos (como dar sólo 20 días de salario por año de trabajo, pese a mantener los beneficios la empresa). Este ataque obedece única y exclusivamente a la lógica capitalista de conseguir un mayor beneficio, aun cuando los beneficios son muy buenos, dejando claro que no tienen interés alguno en los cientos de despedidos y despedidas que dejan atrás.

El PCPE y los CJC de Valladolid queremos animar a la plantilla del centro de trabajo “La Mora” en Cistérniga a secundar al completo la huelga y aumentar las movilizaciones, haciendo partícipes a toda la sociedad contra la destrucción de los puestos de trabajo. Debemos continuar luchando unidos y acumulando fuerzas, más aún en estas fechas cercanas al 1º de mayo, en el que el PCPE y los CJC vemos una oportunidad para llamar a la Huelga General por:

  • La derogación inmediata de las reformas laborales y de la reforma de las pensiones.
  • El fin de toda discriminación laboral y de la brecha salarial: a igual trabajo igual salario.
  • La subida de las pensiones en los mismos términos que suben los salarios de policías y guardias civiles
  • La eliminación de los contratos en prácticas y formativos, así como del Plan de Garantía Juvenil.

Que la lucha de la plantilla de Lindorff sea ejemplo al resto de plantillas, apoyemos la huelga y aumentemos la movilización obrera

¡Ni un solo despido más! ¡Viva la lucha de la clase obrera! ¡Todos y todas hacia la Huelga General!