La lucha en Vestas debe continuar

0

Compañeros y compañeras tras cuatro meses de lucha la empresa ha presentado un ERE de extinción, con la amenaza de sólo otorgar lo obligado legalmente, 20 días de salario por año trabajado. Junto a ese primer golpe anuncia una subida de sueldo a aquellos que entren a trabajar para sacar la maquinaria y sacar la producción, ¡de la planta que quieren cerrar! ¿No les da vergüenza hacer esta propuesta? No, sólo quieren más y más beneficios.

La plantilla de VESTAS sabe bien cómo se las gasta esa empresa y debe seguir enseñando a todo el pueblo de León lo que significa la dignidad de los trabajadores. Una dignidad que no está en venta, que no va a aceptar sobornos para que el patrono se enriquezca cuando sigue encima de la mesa el cierre completo del centro de trabajo, la destrucción de casi 400 puestos de trabajo, la desindustrialización de nuestra provincia, la miseria y desesperación de miles de familias. Los puestos de trabajo no están en venta.

La lucha ha sido siempre por mantener el empleo; que cada propuesta vergonzosa de la empresa engrase aún más los motores de la lucha obrera que hoy seguís dando: con el compañero Piru yendo a la sede social de VESTAS en Dinamarca, con los compañeros de la caja de resistencia, con el campamento, con el comité, con la manifestación. Saquemos más iniciativas de lucha, hagamos temblar a la empresa y que trate con respeto a los trabajadores y trabajadoras.

Queremos felicitaros pues habéis logrado que los partidos del gobierno empiecen a mover ficha y a posicionarse a favor del mantenimiento del centro de trabajo, por eso es más necesario que nunca continuar con las actividades de lucha de manera continuada, que sepan los políticos que ahora prometen y prometen, y se lucen ante la prensa, que los obreros estamos atentos y no vamos a permitir ni que nos vendan, ni que nos traicionen, y si no cientos de barricadas de lucha serán levantadas como han sido levantadas en las cuencas mineras leonesas. No permitiremos que desindustralicen la provincia, no nos engañarán de nuevo.

El PCPE estaremos siempre con vosotros, animándoos a continuar la lucha, y en este momento debe reivindicarse, más que nunca, la nacionalización de todo el sector energético: de VESTAS, de las empresas mineras, de IBERDROLA, de LM, de GAS NATURAL…

Sabemos que es una propuesta muy ambiciosa, pero si algo hemos aprendido con vosotros estos meses es que unidos todo lo podemos. Nos dijeron que los gobiernos no nos iban a hacer caso y nos han hecho de altavoz, nos dijeron que no se aguantaría un campamento y lleváis más de 20 días en él, dijeron que si cortábamos la carretera o metíamos mucho ruido nos ilegalizarían, y ha sido el punto de inflexión y aumento de la lucha. Si la plantilla quiere, combatiendo juntos, se puede conseguir todo.

Tal y como os decíamos en nuestros primeros panfletos (que aún siguen en la puerta de la fábrica) la solución final, a favor de la clase obrera y sin subvenciones o favores a la empresa, es la nacionalización, hoy nos gustaría profundizar en los argumentos a esta solución

¿POR QUÉ NACIONALIZACIÓN?

Cuando esta lucha comenzó sospechábamos que una posible salida del conflicto fuera que el Gobierno se comprometiera a entregar mayores subvenciones para las empresas eólicas, es decir, un beneficio a la empresa con dinero obtenido de todos los trabajadores y que debería destinarse a becas para los hijos e hijas de la clase obrera, a centros sanitarios, a la subida de pensiones… Ahora que los partidos del gobierno, es decir todos aquellos partidos políticos que siempre buscan la paz social, la convivencia armónica de explotadores y explotados, se han subido a la palestra, podemos imaginarnos otras soluciones: ¿perdón de la deuda de 90 millones con Hacienda? ¿la puesta en venta del centro productivo y que entre otra empresa a dirigirlo? ¿presiones en Bruselas para que se haga boicot a VESTAS y la empresa recapacite sobre su decisión?

Nosotros valoramos todas estas propuestas como una victoria parcial, pues sea lo que sea finalmente se habría logrado la reivindicación principal: deben mantenerse los puestos de trabajo con, al menos, las mismas condiciones laborales. Pero esto no nos debe impedir analizar la validez para la clase obrera de estas propuestas:

¿Benefician más a la empresa o a los trabajadores? Cualquier propuesta que no conlleve un perjuicio económico claro por el maltrato que ha hecho VESTAS a los trabajadores beneficiará más a la empresa. Ni la subvención, ni el perdón, ni la venta ni el intento de boicot conlleva un perjuicio económico, como es la expropiación forzosa.

¿Son duraderas en el tiempo? De nada nos valdrá una propuesta que se mantenga mientras el PSOE esté en el gobierno, o que se garantice mediante pactos con nuevas empresas, que, igual que VESTAS buscará su mayor beneficio, lo que significará, pronto o más tarde, mayor explotación de los trabajadores.

El PCPE consideramos que la nacionalización es la única propuesta que beneficia a la clase obrera. Muchos de nosotros no hemos conocido procesos de nacionalización de empresas, sin embargo, sí que hemos vivido socializaciones de las deudas de bancos. Durante años se ha fomentado el miedo a la nacionalización, a las expropiaciones forzosas como las desamortizaciones de terrenos vinculados con la iglesia católica. Pero ¿en qué consiste la nacionalización que los comunistas vemos como la única solución favorable a la clase obrera?

Primero. – Quitar la propiedad del centro productivo, cuyos terrenos son de Villadangos y están cedidos, y de todo su material, sin precio a cambio. Durante años los trabajadores han producido y los dueños de VESTAS se han forrado a costa de sus espaldas, se les ha cedido terrenos, dado subvenciones. Los trabajadores lo hemos hecho todo: hemos levantado el centro productivo de Villadangos del Páramo y por tanto no tenemos que darle ninguna cantidad de dinero a la empresa. Todo lo que dice la empresa que ha invertido en ese centro es dinero obtenido de los trabajadores y trabajadoras, así que sólo tenemos que decirles: ¡suficiente hemos pagado ya!

Segundo. – Todo el pueblo tendrá un centro productivo que mantenga la industria en León y que produzca bienes relacionados con la producción energética; donde primará el criterio de lo que necesita la sociedad, incluidas las condiciones dignas de sus trabajadores, frente al mayor beneficio empresarial. Sólo hay que ver las mejores condiciones laborales de empresas públicas, como HUNOSA, frente a las privadas como UMINSA o Hullera Vasco Leonesa.

Tercero. – Los beneficios de la producción y venta del material servirán para aumentar las arcas públicas y dotar al pueblo de un aumento de pensiones, mejores centros de pensiones, más becas…

Ahora nos parece imposible que puedan existir empresas públicas, pero han existido, y si se pudo privatizar: Endesa, Telefónica, Repsol, Iberia, incluso se está en proceso de privatización RENFE, ¿Por qué no se va a poder nacionalizar el centro productivo de VESTAS en León?

Esta es la solución que no beneficia a los dueños de VESTAS, que están tranquilos esperando las súplicas del Gobierno para que no se vayan ¡qué bien les sentaría que el Gobierno les expropiara y no recibieran nada más de la clase trabajadora de León! También es una solución a largo plazo, pues los trabajadores organizados impediremos que se privatice.

Os proponemos que, ante las desvergonzadas propuestas de la empresa, vosotros pidáis su nacionalización, que el gobierno expropie ese centro productivo y se gestione como una empresa pública. Veremos entonces, quién está a favor de los trabajadores y quienes con la empresa.

Pero, además, los comunistas del PCPE queremos profundizar más, y creemos que la nacionalización del centro de Vestas debe ser el primer paso para la nacionalización de todo el sector energético, que tan necesaria es para un levantar un país al servicio de la clase obrera.

 

UN SECTOR ENERGÉTICO AL SERVICIO DE LA CLASE OBRERA

La electricidad es un bien necesario para todos nosotros. La calidad de vida de tener electricidad no puede ser algo limitado por su precio, sin embargo: ¿cuántas noticias sobre cortes de luz, sobre el aumento de su precio de forma desorbitada, oímos semana tras semana?

Vosotros, trabajadores de VESTAS, que intervenís en el proceso de producción de electricidad, aunque sea muy al principio, ¿no creéis que el precio de la luz es excesivo?, ¿no creéis que las empresas eléctricas se forran a costa de las penurias de los trabajadores y trabajadoras? ¿Notáis algún beneficio por producir los aerogeneradores que generan la electricidad que Iberdrola o Endesa venden?

Los comunistas del PCPE creemos que nacionalizando, es decir, poniendo al servicio de la clase trabajadora a las empresas que fabrican los medios necesarios para producir energía y a las empresas que generan, distribuyen y venden la energía eléctrica, conseguiremos que todo el pueblo tenga acceso a la electricidad de forma gratuita o a un precio simbólico. Pues, en esos procesos de expropiación, eliminaremos a los intermediarios que se enriquecen a nuestra costa, a los dueños, directores de las empresas y sus consejos de dirección.

Los trabajadores fabricamos los aerogeneradores, los instalamos, les realizamos chequeos y mantenimiento, instalamos las líneas de alta, media y baja tensión, ¿qué hacen Galán (presidente de Iberdrola), vuestro conocido Roca o Borja Prado (presidente de Endesa)? ¿Por qué ellos ganan millones de euros al año y a nosotros nos cuesta llegar a fin de mes?

Por esa injusticia, tan evidente, es por la que los comunistas revindicamos la nacionalización de las empresas, la socialización de los medios de producción, es decir, que los centros productivos sean propiedad del pueblo trabajador.

Sabemos que será un proceso largo y que exigirá grandes luchas de toda la clase, como las que se han dado para conseguir las jornadas laborales de 8 horas, los permisos de maternidad, las subidas de salario o el mismo derecho a huelga que hoy seguís ejerciendo, pero es el momento de reivindicar justicia: que quien todo lo produce y hace, se beneficie de ello y todo lo decida.

¿QUÉ EXIGIR AL GOBIERNO Y A VESTAS?

Tras estas explicaciones el PCPE os queremos transmitir de nuevo nuestras más sinceras felicitaciones por lo que estáis logrando, desde el compañerismo y el compromiso firme de no abandonaros, de estar hasta el final en cada piquete, en el campamento, en los puestos de la caja de resistencia, en cada reunión con la empresa, sabed que los comunistas del PCPE estamos con vosotros, animándoos a continuar defendiendo los puestos de trabajo y proponiéndoos nuevas actividades, toda la clase obrera unida conseguiremos cualquier objetivo.

Creemos que este otoño es el momento de realizar cientos de movilizaciones, ninguna idea debe rechazarse: la petición de apoyo a otros centros de trabajo, como Indra que ya os entregó lo recaudado para la caja de resistencia, más manifestaciones en León o en otras ciudades, cortes de carretera y sobre todo presión al Gobierno para que esté a favor de los trabajadores, para que no os abandone y consiga mantener el centro de trabajo abierto.

Para conseguir esa presión y los puestos de trabajo la solución que vemos el PCPE es la nacionalización del centro productivo de VESTAS y, poco a poco, de todo el sector energético.

Es una propuesta ambiciosa, pero la clase obrera y en concreto, vosotras y vosotros con tres meses de huelga y 24 horas a la puerta de la fábrica, no merecéis menos.

La lucha es hasta la victoria, ¡VENCEREMOS!

LA CLASE OBRERA EN GUERRA: VESTAS NO SE CIERRA.