Continúa el ciclo de movilizaciones en León

0

Acabamos el 2018 con las movilizaciones por un León por la clase obrera y las noticias de la apertura del centro de trabajo Network Steel en el Polígono de Villadangos, sin garantías de incorporar a toda la plantilla de los trabajadores de VESTAS. Unas luchas que recordaron a todo el pueblo leonés que sin los obreros y obreras no existe futuro, que no cabe ninguna confianza en los capitalistas ni en los gobiernos de la socialdemocracia.

En 2019, los ataques a los trabajadores no han cesado en León, ni tampoco las respuestas del movimiento obrero. Este 16 de enero, la plantilla de Embutidos Rodríguez comienza una lucha por acabar con el fraude y la explotación laboral que viven desde hace años como falsos autónomos de Servicarne.

Los trabajadores y trabajadoras han dicho basta a los abusos, a las amenazas, sobornos, explotación laboral, engaños y represión. La Inspección de Trabajo, la Seguridad Social, la Ministra de Empleo ya han declarado que las cooperativas cárnicas son en realidad falsos autónomos. CC.OO ha impulsado diferentes demandas a dichas cooperativas entre las que se encuentra Servicarne.

Ante estos hechos, Embutidos Rodríguez se ha negado a integrar a todos esos trabajadores en su plantilla. Una muestra más de qué podemos esperar de los empresarios.

Desde el PCPE y los CJC en León estamos apoyando las diferentes movilizaciones contra la explotación laboral y por unas condiciones de trabajo dignas, ofreciendo nuestros medios y experiencias en las diferentes luchas obreras. Animamos a toda la clase obrera de León a secundar dichas movilizaciones, y entre todos continuar el ciclo de movilizaciones iniciado con el 15N, pero esta vez poniendo en el centro de la diana a quienes nos roban el futuro: los capitalistas.

No hace mucho, durante el verano del 2018, la propia empresa Embutidos Rodríguez donaba productos al campamento de “Vestas en Lucha”, y se veía a estos empresarios locales como aliados y también perjudicados por las políticas centrales. Hoy, tras las muestras claras de caciquismo con amenazas ante la huelga convocada, como la manifestada ante el anuncio de paros en la actividad, manifestando que “supondrían un importante daño a la empresa y por extensión a sus trabajadores, de dimensiones que el sindicato no ha calculado“, queda demostrado, por si alguien lo dudaba, que Embutidos Rodríguez no apoya a los trabajadores, que lo único que le importa son sus beneficios, como a todos los empresarios.

Los y las comunistas vemos necesario que estas movilizaciones sean el inicio de una lucha obrera y en unidad por:

  • La derogación de las reformas laborales, que permiten las subcontrataciones y ERE’s.
  • El fin de los falsos autónomos, en todos los sectores.
  • La nacionalización, entendida como control obrero de los centros productivos, de los sectores principales, como es el sector agroalimenticio.

Es hora de unificar luchas con el objetivo común de construir un mundo sin explotación laboral, un País para la clase obrera, donde sean los intereses de los trabajadores y trabajadoras los que primen frente a los capitalistas. No debemos ver las movilizaciones de la plantilla de Servicarne como un hecho aislado, sino como una muestra más de dignidad y lucha que arrancará al capitalismo una victoria tras otra.

¡No más fraudes ni explotación laboral! ¡Luchemos por un País para la clase obrera!