Castilla y León toma partido hacia la Huelga General

0

Tal como se analizaba por el Buró Político la semana pasada[1], vivimos una intensificación de la lucha obrera que en Castilla y León no pasa desapercibida.

 

En apenas una semana en todas las capitales de provincia el pueblo trabajador ha salido a las calles en defensa de unas pensiones dignas y una sanidad pública y al servicio de los trabajadores y trabajadoras.  La coordinación, la movilización continuada y la implicación cada vez mayor de los sindicatos muestran el camino a seguir. Nuestro Partido continuará impulsando y participando en las movilizaciones obreras para evitar las consecuencias del capitalismo: despidos, cierres de centros de trabajo o precarización del trabajo, cuyo último ejemplo estamos viviendo en RENAULT Valladolid y Palencia a las que se suman la lucha por el Convenio Regional de Auxiliares de Ayuda a Domicilio.

 

Todas las luchas deben confluir en la única movilización que unifica todas las necesidades y fuerzas de la clase obrera: la Huelga General.

 

A lo largo de estos años venimos comprobando la utilidad de las huelga parciales, cuyo ejemplo más reciente de su poder frente al empresario fue la lucha durante el periodo vacacional de Semana Santa por el Convenio de Hostelería en Valladolid. A ello se suma una próxima cita el 18 y 24 de junio por el Convenio Regional de Auxiliares de Ayuda a Domicilio.

Desde el PCPE llamamos a la convocatoria de una huelga general, que eleve los éxitos de las huelgas parciales que estamos viviendo y que no sirva a los intereses parlamentarios de ningún partido, sino que aglutine todas las fuerzas y muestre a los capitalistas quién hace funcionar el mundo.

 

En Castilla y León son numerosas las situaciones  de precariedad a las que nos arroja el sistema capitalista: incumplimientos constantes y no denunciados de Convenios Colectivos, cesiones ilegales, emigración forzosa, recortes en los servicios públicos -en especial en el mundo rural-, el abandono constante de infraestructuras como el estado de las carreteras – cuyo ejemplo más llamativo es la A-66 a su paso por Benavente-León-.

Por todas estas luchas particulares y por el interés común que nos une de superar este sistema caduco, debemos participar con mayor empeño en todas las movilizaciones sindicales dando pulso político clasista a las mismas y evitando que, de nuevo, los cantos electoralistas de la patronal y sus representantes políticos hagan al pueblo trabajador de Castilla y León luchar bajo bandera ajena.

 

Es hora de tomar Partido y de luchar por nuestros intereses como clase, con nuestras herramientas, como la Huelga General: es hora de construir un país para la clase obrera.

[1] http://www.partido-comunista.es/comunicados-centrales/declaracion-del-buro-politico-del-pcpe-ante-la-situacion-politica-creada-pais/