¿Por qué municipalización?

Porque estamos en contra de que los servicios públicos estén gestionados por empresas privadas cuyo principal interés es el beneficio económico y no la satisfacción de las necesidades sociales.

Porque queremos que los vecinos tengan el poder de decisión total sobre los asuntos de Zaragoza y no las familias pudientes que, a través de sus partidos, medios de comunicación y tramas de poder, influyen decisivamente en la política de la ciudad.

Porque pensamos que el control de las empresas debe estar en manos de los trabajadores. Ellos son los que conocen mejor cómo se gestionan los recursos y sobre ellos recae la carga de trabajo.

Porque sabemos que la mayoría de las contratas son adjudicadas a monopolios y multinacionales que arruinan día a día a centenares de autónomos y pequeños empresarios.

¿Y por qué sin excusas?

Porque el ayuntamiento de Zaragoza En Común (ZeC) no está cumpliendo con la municipalización de varios servicios, que fueron promesa electoral.

Porque la municipalización del 010 ha demostrado que sin movilización en las calles y organización en los barrios y centros de trabajo, no es posible hacer frente al poder económico, que cuenta con la ley y los jueces de su lado.

Porque ZeC utiliza una excusa tras otra para evitar afrontar su incapacidad de municipalizar, demostrando que la municipalización y la nacionalización, sin acabar con el capitalismo, son una fantasía.

Por eso el PCPE decimos que Zaragoza necesita mucho más que un “cambio”, necesita una Revolución.

Algunos datos…

El 62,10% del presupuesto municipal de 2017 proviene de los impuestos y tasas. En total 449.967.220 euros. Dentro de este mismo presupuesto, 191.567.657€ están destinados a pagar los trabajos realizados por otras empresas. Por tanto, un 42,57% de los impuestos y tasas de los zaragozanos van directos a manos privadas.

Este año 2017 fue el primero que los vecinos pudieron participar en la decisión sobre los presupuestos. Pero la cantidad sobre la que decidir fue mínima. Tan solo el 0,69% del presupuesto municipal.

Hay varias empresas municipales cuyas plantillas llevan años reclamando la gestión del servicio por su propia cuenta, sin patrones. Un ejemplo es el Autobús Urbano, que en 2013 decidió participar en el concurso por la contrata, o Parques y Jardines, que propone la creación de “un consejo participativo con trabajadores, asociaciones vecinales, movimientos sociales y ecologistas”.

Las principales contratas municipales están repartidas entre FCC, Avanza (grupo ADO), SARquavitae, CLECE (grupo ACS) y Tranvías de Zaragoza (formada por FCC, Avanza, Acciona, Ibercaja y Concessia). Sus acciones son propiedad de magnates como los mexicanos Carlos Slim y Juan Carlos Uriarte, Florentino Pérez, Esther Koplowitz, los hermanos Gallardo Ballart (implicados en casos de fraude), la familia March, Alberto Alcocer y Alberto Cortina.

La CEOE recurrió judicialmente la municipalización del 010 y consiguió paralizarla hasta que haya sentencia. Es decir, ante la decisión aprobada de municipalizar un servicio de apenas 14 trabajadoras, dispuso de toda la maquinaria legal y propagandística (con el Heraldo como bandera) para impedirlo. En total hay 4.500 trabajadores en las contratas del ayuntamiento.

ZeC ha renunciado a municipalizar la depuradora de La Almozara y el Autobús Urbano. Accedió a la alcaldía gracias a los votos del PSOE y CHA, pero se encuentran en minoría con 9 de 31 concejales, los cuales – además – no comparten una posición política común. No tiene la posibilidad de sacar adelante medidas sin contar otros apoyos.