Hoy 16 de enero se produce la investidura del presidente a la Junta de Andalucía Juan Manuel Moreno. Se cierra así el periodo de negociaciones que inició el PP con Ciudadanos y en el que éste último acaba por apoyar a Juan Manuel Moreno como presidente de la Junta de Andalucía mientras Ciudadanos recibirá la vicepresidencia que ocupará Juan Marín. Un gobierno de coalición apoyado por Vox, que cierra la negociación con el PP mediante otro documento con 37 objetivos.

Pese los pretendidos desencuentros y desplantes mediáticos entre Ciudadanos y Vox, basculados por el Partido Popular, sus acuerdos coinciden en lo fundamental. Previa fachada en sus documentos por la unidad de España y contra el separatismo (palabras que vienen a esconder las políticas a favor de una minoría capitalista que realizan en el patio de atrás), los tres partidos coinciden en los siguientes puntos fundamentales:

  • Un apoyo a las grandes fortunas mediante la reducción del Impuesto de Patrimonio, haciendo así que las grandes fortunas tributen menos.
  • Un falso apoyo a los PYMES y autónomos, mediante la simplificación de la burocracia y las bonificaciones a las cuotas de autónomos. Mientras las políticas de sus respectivos partidos van dirigidas a apoyar a las grandes empresas mediante un sistema de subordinación de los sectores profesionales a las grandes empresas (son éstas las que fijan los precios, las que suponen la empresa matriz y las que obtienen la gran suma de beneficios), intentan ganar artificialmente el apoyo de PYMES y autónomos mediante bonificación en sus cuotas.
  • Atacar más si cabe la educación pública (en el presente curso académico el gobierno del PSOE en Andalucía ha hecho desaparecer 487 unidades de la pública, ganándolas la concertada mediante la renovación de los conciertos educativos), declarando abiertamente el apoyo a la educación concertada y defendiendo los tres partidos la implementación del Bachillerato en la educación concertada.
  • Fomentar la privatización de los Planes de Empleo, ahondando en la colaboración “público-privada”.
  • Apuesta por la gestión privada de los servicios públicos bajo la excusa de la estabilidad presupuestaria, eficiencia y eficacia.

Amén de los añadidos del acuerdo del PP con Vox para ganar la aquiescencia del electorado más a la derecha (lucha contra inmigración, creación de la Consejería de Familia, insubordinación a las políticas educativas que puedan resultar excesivamente progresistas, derogación de la Ley de Memoria Histórica…), sus propuestas coinciden en lo fundamental: apoyo a las grandes fortunas, ataque a la educación pública, apuesta por la gestión privada de los servicios públicos con la excusa de la eficiencia e intento de asentar una base electoral basada en las capas golpeadas por el proceso de centralización del capital llevado a cabo durante la crisis de 2008-2014 (PYMES y autónomos).

Ante esta situación, denunciamos igualmente las políticas contrarias a la mayoría trabajadora que han tenido los sucesivos gobiernos del PSOE e IU en Andalucía y la falsa alternativa de Adelante Andalucía por no atreverse a proponer una verdadera agenda de lucha que sitúe la necesidad de que la clase trabajadora confronte con el gran capital.

Ha llegado el momento de plantar cara al capital, lo gestione quién lo gestione. Por ello, desde el PCPE Andalucía, defendemos la necesidad de que la clase trabajadora se organice allí donde se produce la explotación capitalista, en los centros de trabajo, recuperando la acción sindical de clase y secundando el calendario de movilizaciones que han propuesto las organizaciones sindicales de nuestro país, haciendo de estas jornadas de lucha el comienzo de un ciclo de agrupamiento de nuestras fuerzas por los derechos de nuestra clase.

¡NI UN MINUTO DE RESPIRO AL NUEVO GOBIERNO!

Andalucía obrera en pie

 

Secretariado del PCPE en Andalucía

Sevilla, a 16 de enero de 2019