Sólo se puede decir una cosa en su setenta aniversario: ¡La OTAN debe ser destruida!

0

La OTAN se fundó hace 70 años, en 1949, a fin de bloquear la influencia ideológica y política del socialismo y la Unión Soviética, que había aumentado considerablemente tras la Segunda Guerra Mundial, así como su poder militar. Desde su fundación, la OTAN se convirtió en uno de los bastiones del anticomunismo y una alianza imperialista que aspiraba a parar el auge de la clase obrera.Sus políticas belicistas de acoso militar constantemente hacían amenazaban con ataques militares directos, incluso nucleares, contra los países que construían el socialismo, lo que fue contestado en mayo de 1955 con la firma en Varsovia del Tratado de Amistad, Colaboración y Asistencia Mutua.

 

La OTAN fue responsable de ataques criminales contra comunistas en sus estados miembro y fue el centro de organizaciones contra-guerrilleras. Fue una herramienta que facilitó los objetivos expansionistas del imperialismo mediante la manipulación y restauración política de otros países según los intereses de los que estaban en la cima de la jerarquía y al crear espacio político para ideas contrarrevolucionarias.

 

Otra nefasta consecuencia de su creación fue la carrera de armamentos, que por un lado permitía un nuevo mercado gigantesco de acumulación de capital para los monopolios y, por otro lado, suponía un duro golpe del capitalismo al socialismo, al verse este último obligado a dedicar a ello ingentes recursos que hubieran hecho avanzar con más rapidez las mejora de las condiciones de vida de la clase obrera y el pueblo trabajador.

 

El imperialismo está apretando el acelerador en su agresión en Ucrania, los Balcanes, Oriente Medio, Asia, Latinoamérica y en todo el mundo. Los EE.UU. usan la pertenencia a la OTAN como herramienta para alinear a países como Brasil y Colombia, donde sus colaboradores están en el poder, con sus políticas mientras reestablecen su hegemonía en Latinoamérica. Por otra parte, la OTAN permite la incitación al nacionalismo como medio para aumentar la explotación del pueblo balcánico. También se están tomando iniciativas en Oriente Medio con el fin de crear un bloque de Estados árabes contra Irán, creando una escisión que está al servicio del capital.

 

La resolución de aumentar los “gastos de defensa” aprobada en la última cumbre de la OTAN es una clara imposición a todos los estados miembro para aumentar el presupuesto para sus máquinas de guerra a costa de hacer recortes presupuestarios en las necesidades básicas del pueblo. La OTAN está poniendo el futuro de la humanidad en grave peligro al acelerar la carrera armamentística nuclear.

 

Por otra parte, la crisis del sistema imperialista-capitalista se profundiza y puede verse la manifestación de esta crisis en el debilitamiento de las alianzas imperialistas, llos peculiares deseos que persiguen los estados imperialistas en Europa y el deterioro del poder de persuasión del capitalismo sobre la gente. El acuerdo PESCO firmado por los estados miembro de la UE a fin de crear su propia maquinaria de guerra tras la máscara de la “seguridad y defensa” y la frecuente llamada a un ejército europeo es una manifestación de esta crisis. Sin embargo, la alternativa a la OTAN no puede ser otra alianza militar capitalista, otro “polo” o “salvador” de carácter capitalista, ni en Europa ni en otras regiones. El único camino para la paz ante la cada vez mayor agresión del capitalismo es el socialismo, la hermandad de las clases obreras.

 

La OTAN es una organización bélica que ha estado activa durante setenta años. El registro delictivo de estos setenta años está lleno de mentiras, extorsiones, asesinatos y masacres. Sólo hay una cosa que se puede decir de su setenta aniversario: ¡La OTAN debe ser destruida! La humanidad deberá eliminar al archienemigo de la paz y la seguridad en el mundo, el imperialismo, y a sus organizaciones como la OTAN, el PESCO y la UE. Por esta razón, la lucha contra organizaciones contrarrevolucionarias como la OTAN no puede salir nunca de la agenda de los comunistas. Nosotros, como partidos comunistas y obreros miembros de la Iniciativa Comunista Europea, seguiremos luchando para cerrar todas las bases militares de la OTAN y echar a la OTAN y a todos sus afiliados de nuestros países y de la región. Seguiremos luchando juntos para destruir esta organización criminal antes de que haga más daño. Seguiremos organizando para establecer el socialismo-comunismo.

 

¡Abajo con el imperialismo!

¡Viva el socialismo!