Llamamiento de los Partidos Comunistas y Obreros de Europa para las Elecciones Europeas de mayo de 2019

0

Por el fortalecimiento de la lucha obrera y popular, contra la explotación capitalista y la Unión Europea. ¡Por una Europa de los pueblos, del socialismo!

Trabajadores y trabajadoras, autónomos de las ciudades y el campo, mujeres, juventud, pensionistas, personas con diversidad funcional:

Los Partidos Comunistas y Obreros que firmamos esta Declaración, os llamamos con motivo de las Elecciones Europeas de 2019.

La UE, que funciona como un centro imperialista europeo, fue y sigue siendo una herramienta del gran capital europeo para aumentar sus beneficios y garantizar su dominación; no sirve, ni puede tampoco servir, a las necesidades del pueblo trabajador.
Las esperanzas de que la UE puede reformarse en un sentido “favorable a los pueblos” han demostrado ser inútiles. Las esperanzas cultivadas en cuanto a un cambio hacia el interés de los pueblos mediante su supuesta “democratización” son infundadas.

Los trabajadores de Europa y las capas populares pueden derrocar, con su lucha, la actual correlación negativa de fuerzas y establecer las condiciones necesarias para abrir el camino a una Europa de socialismo, que garantizará el derecho al trabajo, los derechos sociales, la seguridad social y los ingresos, el futuro del pueblo trabajador.

Nuestros Partidos defienden los intereses de la clase obrera, de los pueblos, los derechos de la juventud y de las mujeres de las capas populares.

A diario luchamos contra las medidas antipopulares impuestas por los gobiernos burgueses y por la UE, contra el recorte de salarios y pensiones, contra la eliminación de los derechos laborales, de los derechos sociales y la seguridad social, contra el reaparición de la pobreza y el desempleo, contra la mercantilización de la Sanidad y de la Educación, contra la destrucción del medio ambiente, contra la eliminación de derechos y libertades democráticas. Exigimos medidas contra el desempleo. Luchamos frontalmente contra la UE, que manipula a los pueblos para beneficio de los capitalistas. Condenamos el anticomunismo, la represión y la limitación de derechos soberanos.

Nuestros Partidos defienden:

Subidas significativas en salarios y pensiones.

Sanidad y Educación públicas y gratuitas.

Apoyo a la lucha de los trabajadores y los desempleados por empleos a tiempo completo y estables.

Derechos democráticos en los centros de trabajo, derechos laborales y sociales, seguridad social.

Los derechos de los trabajadores inmigrantes y la lucha contra las causas que obligan a las personas a abandonar sus países.

Apoyo a los pequeños y medianos agricultores.

La protección fundamental del medio ambiente, sacrificado en pro de los beneficios del gran capital.

Condenamos las guerras e intervenciones imperialistas. Luchamos por la paz, por el desalojo de todas las bases de los EE.UU y la OTAN, contra la OTAN, contra el “Partenariado para la Paz” y el ejército europeo, contra la Cooperación Permanente Estructurada (PESCO) y la participación en guerras e intervenciones imperialistas.

Luchamos contra el ataque frontal a los trabajadores que se lleva a cabo ya sea en condiciones de crisis capitalista o en condiciones de “desarrollo” capitalista.

Nos alineamos con las familias obreras y populares que experimentan las dramáticas consecuencias del modo capitalista de producción, que está empeorando profundamente la situación de la clase obrera y de las capas populares.


Llamamos a la clase obrera y a los pueblos:

A multiplicar sus luchas contra la Unión Europea, contra esta unión del capital que daña los derechos populares.

A fortalecer su resistencia ante el ataque del capital, a los ataques de los partidos que sirven a los intereses del capital, a fortalecer su lucha por cada problema del pueblo.

A apoyar de cualquier forma apropiada a los Partidos Comunistas y Obreros que condenamos a la UE en la batalla de las Elecciones Europeas, en mayo de 2019, para debilitar a los partidos que apoyan la UE y su política, que defienden la “vía única de la UE” del capital y la supuesta “democratización” de la UE.


Esta posición fortalecerá la lucha popular en toda Europa, los trabajadores lucharán desde mejores posiciones.

La UE no sirve al pueblo, la UE sirve a la clase capitalista, a los intereses de los monopolios, a la concentración y centralización de capital. La UE mejora sus capacidades como bloque imperialista económico, político y militar contrario a los intereses de la clase obrera y de las capas populares.

Los pueblos tienen todo el interés en oponerse a la operación de manipulación que la UE, sus mecanismos, sus gobiernos y los partidos que apoyan esta unión imperialista están organizando.

Ellos prometen que la UE puede garantizarnos el derecho al trabajo, nuestros derechos laborales y a la seguridad social. Aspiran a convencer a los pueblos que pueden garantizarles mejores condiciones de vida. Eso es una gran mentira.

Recordemos los hechos: en la UE hay 16,6 millones de desempleados; la subocupación se expande sin cesar alcanzando el 21% del total o en cifras un total de 43 millones; quienes viven en o por debajo del umbral de la pobreza son más de 110 millones; se ha menoscabado el futuro de la juventud.

Los derechos fundamentales de la clase obrera y de las capas populares están siendo liquidados. Se fortifican los despidos masivos, se está limitando el derecho a huelga, se están subiendo los límites de edad para las pensiones y éstas se están recortando, se fortalece la seguridad social privada. Se está destruyendo a los agricultores pobres con la implantación de la Política Agraria Común, se está estrangulando a los autónomos por la competencia con los grandes monopolios, se están intensificando la desigualdad y las discriminaciones de las mujeres. Los inmigrantes son perseguidos mientras se fortalecen las políticas que les obligan a abandonar sus países de origen.

Se perfecciona la represión de las luchas obreras y populares, se crean continuamente nuevos mecanismos de control.

Se moderniza la cooperación política, financiera y militar con el Estado israelí que masacra al pueblo palestino.

El “Pacto de Estabilidad”, la “Gobernanza Económica Reforzada”, la “Unión Bancaria” y otras herramientas antipopulares que se están usando estánsiendo incorporados a la caja de herramientas antipopular de la UE, se está configurando una nueva situación dramática contra los pueblos.

La denominada “Estrategia Global” de la UE, la “Política de Seguridad y Defensa Común” y la PESCO constituyen medios peligrosos para las guerras y las intervenciones, y sirven a la agresividad imperialista.

El motor de la unificación capitalista son los intereses de los monopolios europeos; la UE se desarrolla continuamente hacia una dirección reaccionaria contra los pueblos.

En consecuencia, es obvio que ni esta unión interestatal capitalista, ni el Banco Central Europeo, ni el Parlamento Europeo pueden ser puestos a favor de los pueblos, como proclaman los partidos europeos que apoyan la estrategia de la UE.

Es más, tampoco la UE puede transformarse en un “adversario formidable” de la OTAN y los EE.UU., como argumentan todo tipo de defensores de la UE.

La UE coopera estrechamente con la OTAN y los EE.UU. contra los pueblos, mientras se manifiestan las competencias interimperialistas tanto dentro de la UE como con la formación de grupos de países y salidas de ellos, como el Brexit.

Se están intensificando las rivalidades con los EE.UU., pero también con Rusia y China por el control de los mercados.


Los Partidos Comunistas y Obreros que firmamos esta Declaración:

Subrayamos que la ofensiva del capital es unitaria y afecta a todos los Estados miembro de la UE, así como al resto de Estados que se sitúan en el continente europeo, y sobre esta base es necesario fortalecer la lucha común de los Partidos Comunistas y de los pueblos, desarrollar la solidaridad con la lucha de los trabajadores a lo largo de toda Europa y en todo el mundo.

Remarcamos que hay otra vía de desarrollo para los pueblos. La alternativa de una Europa diferente surge de la lucha obrera; una Europa de la prosperidad de los pueblos, del progreso social, de los derechos democráticos, de la cooperación igual, de la paz, del socialismo.

Creemos en el derecho de cada pueblo de elegir soberanamente su forma de desarrollo, incluyendo el derecho de desvincularse de la UE, la OTAN y cualquier otra organización imperialista; de luchar por la vía socialista del desarrollo.

Esta es la respuesta real contra el esfuerzo organizado para engañar a los pueblos.

Los pueblos de Europa no están interesados en seguir a las fuerzas del cosmopolitismo del capital, que son seguidoras fanáticas del Euro-atlantismo. Asimismo, no tienen ningún interés en las fuerzas del nacionalismo, que también sirven a otros intereses de clase y no los de los pueblos, y que usan medidas proteccionistas y el “euroescepticismo” como su “vehículo”. Es más, los pueblos no tienen nada en común con los partidos nacionalistas y nazi-fascistas que aspiran a utilizar los sufrimientos y los problemas de los pueblos para fortalecer sus fuerzas como punta de lanza de la dictadura de los monopolios.

El apoyo a los Partidos Comunistas y Obreros es la única respuesta real a favor de los pueblos, tanto frente al cosmopolitismo como al denominado euroescepticismo. Constituye la respuesta apropiada al anticomunismo y a la identificación reaccionaria y anti-histórica del comunismo con el fascismo, que es carne de la carne del sistema capitalista.

Llamamos a la clase obrera y a los pueblos de Europa a responder positivamente a este llamamiento de los Partidos Comunistas y Obreros.

Cada partido organiza la lucha de los trabajadores en su propio país. Los Partidos Comunistas y Obreros luchan contra la UE y en general contra las uniones imperialistas. Su refuerzo en cada batalla política contribuye al desarrollo de las luchas de los pueblos.
Llamamos a los pueblos a debilitar las fuerzas que apoyan la UE de una forma u otra, y que cultivan ilusiones de que puede reformarse la UE.

¡NO a la UE de los monopolios, del capital y las guerras!
¡Adelante por una Europa de la prosperidad de los pueblos, de la paz, la justicia social y los derechos democráticos, del socialismo!

Partidos Firmantes:
Partido Comunista de Albania
Partido del Trabajo de Austria
Partido Comunista de Azerbaiyán
Organización Republicana Bielorrusa – PCUS
Partido Comunista de Bélgica
Nuevo Partido Comunista Británico
Unión de los Comunistas en Bulgaria
Partido de los Comunistas Búlgaros
Partido Socialista Obrero de Croacia
Partido Comunista en Dinamarca
Partido Comunista de Estonia
Partido Comunista Revolucionario de Francia (PCRF)
Polo de Renacimiento Comunista en Francia
Partido Comunista de Macedonia
Partido Comunista Unificado de Georgia
Partido Comunista de Grecia
Partido Obrero Húngaro
Partido Obrero de Irlanda
Partido Comunista, Italia
Partido Socialista de Letonia
Partido Socialista de Lituania
Partido Comunista de Malta
Resistencia Popular de Moldavia
Partido Comunista de Noruega
Partido Comunista de Polonia
Partido Comunista Rumano
Partido Socialista Rumano
Partido Comunista Obrero de Rusia
Partido Comunista de la Unión Soviética
Nuevo Partido Comunista de Yugoslavia
Partido Comunista de Eslovaquia
Partido Socialista de Eslovenia
Partido Comunista de los Trabajadores de España
Partido Comunista de Suecia
Partido Comunista de Turquía
Unión de los Comunistas de Ucrania