La Iniciativa ante el 101 aniversario de la Revolución de Octubre

0

La Iniciativa Europea de Partidos Comunistas y Obreros, en el 101 aniversario de la Gran Revolución Socialista de Octubre, declara lo siguiente:

La Revolución de Octubre fue el acontecimiento más destacado del siglo XX. Los efectos que la toma del poder por la clase obrera tuvo para los trabajadores y pueblos del mundo han sido visibles durante décadas y ha dado forma al desarrollo de la historia de la humanidad.

Los sistemas públicos de seguridad social, la educación pública, el sistema público sanitario, todos han existido en los países capitalistas porque fueron creados en primer lugar en la URSS. La clase obrera de los países capitalistas se hizo más fuerte gracias a la existencia de los países socialistas. La sola existencia de los países socialistas fue lo suficientemente fuerte como para debilitar a los capitalistas y dar más fuerza al movimiento obrero en todo el mundo.

En nuestro tiempo, años después del triunfo de la contrarrevolución en la URSS y los países socialistas de Europa, los capitalistas todavía continúan con el objetivo de destrozar las conquistas conseguidas con la lucha heroica de la clase obrera y los pueblos, inspirados por el ejemplo de los países que estaban construyendo el socialismo-comunismo.

La importancia de la Revolución de Octubre y sus consecuencias no debería ser olvidada o manipulada. La Revolución de Octubre y la historia del movimiento comunista nunca deben ser igualados al nazi-fascismo. ¡No olvidemos que fue la URSS quien derrotó al nazi-fascismo y liberó a los países de Europa del Este! 

El ejemplo de la Revolución de Octubre es inspirador para las nuevas generaciones de comunistas en toda Europa, quienes luchan bajo condiciones muy difíciles contra la burguesía y sus mecanismos estatales e interestatales y alianzas como la UE o la OTAN, quienes alimentan el peligro de nuevas guerras y confrontaciones imperialistas.

El ejemplo de la Revolución de Octubre está lleno de lecciones para el movimiento obrero, el cual lleva a cabo una larga lucha contra los patrones y sus Gobiernos que quieren destrozar los derechos sociales, los derechos laborales, los convenios colectivos, la seguridad social y el sistema sanitario, quieren retrasar la edad de jubilación y dificultar el acceso a las pensiones públicas para los trabajadores.

El ejemplo de la Revolución de Octubre y la construcción socialista es un arma poderosa en las manos de las mujeres trabajadoras y las mujeres de las capas populares, las cuales pueden encontrar muchos ejemplos de cómo su liberación sólo puede alcanzarse unida a la liberación de toda la clase obrera, de cómo la igualdad entre hombres y mujeres puede alcanzarse sólo en un sistema social y económico que ponga fin a las raíces económicas de la desigualdad.

La Gran Revolución Socialista de Octubre de 1917 marcó el camino a seguir: demoliendo las relaciones capitalistas de producción y el Estado capitalista a través de la Revolución Socialista; socializando los medios de producción para dar paso a la economía central planificada bajo el control obrero de la producción y distribución del producto social; levantando la democracia socialista-comunista desde los centros de trabajo, construyendo un nuevo tipo de Estado que arrincona  hasta su completa desaparición todo rastro de relaciones mercantiles de producción y cualquier rastro de explotación y opresión de algunos seres humanos por otros, hasta el triunfo completo del comunismo. 

Durante muchas décadas, la URSS y el resto de los países socialistas demostraron la superioridad del socialismo-comunismo sobre el capitalismo. Es un hecho que, por primera vez en la historia, se superó la explotación del hombre por el hombre y que, en la URSS y en el resto de los países socialistas, se sentaron las bases para la formación de una sociedad superior, libre de explotación y toda forma de opresión.

Por eso estamos totalmente comprometidos a defender y promover los avances de la construcción socialista en el pasado, habiendo aprendido de las debilidades y errores, pero también, y principalmente, estamos comprometidos a retomar el camino marcado por la Revolución de Octubre hace 101 años, estamos comprometidos a organizar y desarrollar nuevas revoluciones lideradas por la clase obrera de nuestros países a una nueva vía de desarrollo libre de explotación y de guerra, sobre las base de las relaciones entre países basada en la cooperación mutua y no en el saqueo y expolio.

Noviembre de 2018
Iniciativa Comunista Europea