El Secretariado de la Iniciativa Comunista Europea expresa su solidaridad internacionalista con las huelgas obreras en Francia y llama a los trabajadores y las trabajadoras a expresar su apoyo a las nuevas huelgas organizadas para el 22 y 24 de enero en defensa de los derechos al trabajo, la seguridad social y a la pensión, que están siendo pisoteados por la política del gobierno de Macron.

Los trabajadores y las trabajadoras en Francia, con huelgas y diversas movilizaciones, están confrontando las medidas anti-laborales del gobierno de Macron, de grupos empresariales y de la UE, que elevan las edades de jubilación, convierten las pensiones en subsidios y entregan las contribuciones de la seguridad social y las reservas de los fondos de seguros al juego y a los grupos empresariales.

El ataque del gobierno a los salarios, las pensiones y el derecho a la propia Seguridad Social atañe no sólo a los trabajadores y las trabajadoras en Francia sino a todos los países. Porque el capital, buscando aumentar su rentabilidad, promueve la selva de las relaciones de empleo, con trabajadores flexibles, baratos y errantes sin derechos laborales ni a un seguro social.

Denunciamos la brutal represión y campaña de calumnias y difamaciones de la lucha de la clase obrera por parte del gobierno de Macron.

Las maniobras y el chantaje del gobierno francés, dejando intacto el núcleo de las medidas reaccionarias que busca aplicar, deben caer.

Nosotros fortalecemos la solidaridad con la lucha de los trabajadores franceses, y de todos los países, por los derechos contemporáneos al seguro-pensión y laborales. Llamamos a los trabajadores y las trabajadoras de Europa a fortalecer su movilización contra medidas similares que se han tomado o se están tomando en sus países con la voluntad de desarrollar la experiencia de los trabajadores y las trabajadoras franceses. Los trabajadores son los productores de la riqueza y la reivindican.

¡Viva la lucha de los trabajadores de Francia!