Contribución del PCPE al Encuentro de Partidos Comunistas y Obreros de la región del Mediterráneo, Oriente Medio y el Golfo Pérsico

1
Encuentro de Partidos Comunistas y Obreros de la región del Mediterráneo, Oriente Medio y el Golfo Pérsico. Noviembre 2017.

Los partidos comunistas y obreros, firmes en su apoyo a la justa lucha del pueblo palestino, a lucha contra la guerra imperialista y la explotación capitalista

Estimados camaradas:

en primer lugar quiero agradecer al PC de Grecia la iniciativa de convocar este encuentro. Para nuestro Partido es sumamente importante que haya espacios de discusión específicos en el movimiento comunista internacional, porque entendemos que es la única manera de profundizar en el conocimiento mutuo y en el desarrollo de iniciativas de trabajo conjunto.

También quiero expresar nuestra solidaridad con el pueblo de Egipto que esta semana ha sufrido un nuevo y terrible ataque terrorista.

Por otra parte, quiero saludar calurosamente el hecho de que podamos hablar de la situación del pueblo palestino, cuya lucha ha sido siempre apoyada por los comunistas españoles. Queremos, sobre todo, escuchar y conocer más profundamente los análisis y posicionamientos de los partidos palestinos y de los países vecinos, conocer mejor la realidad de su lucha diaria y también ofrecer nuestro punto de vista sobre las dificultades que ahora mismo atraviesa en nuestro país el trabajo de solidaridad y apoyo a la justa lucha del pueblo palestino. 

Debo decir, para comenzar, que los acontecimientos en el Mediterráneo Oriental y en Oriente Medio -especialmente en Libia y en Siria- han alejado la cuestión palestina del foco principal de atención en mi país. A pesar de ello, es manifiesta intención de nuestro Partido, que celebró su 11 Congreso Extraordinario la semana pasada, trabajar firmemente para que se vuelva a desarrollar un fuerte movimiento de solidaridad con la causa palestina. 

Lamentablemente, debo decir también que ese trabajo que tiene que desarrollar nuestro Partido con rapidez se enfrenta a una situación general de desorientación y falta de impulso en el terreno de la lucha internacionalista en España, que no afecta sólo a la cuestión palestina.

Las raíces de las dificultades son variadas. Fundamentalmente voy a mencionar tres:

1)Un enfoque general sobre el trabajo internacionalista basado en elementos no científicos, ni siquiera políticos, sino sentimentales, que impide una ampliación de los sectores sociales implicados en la lucha por la defensa de los derechos del pueblo palestino y de otros pueblos. En este sentido, los puntos de vista de organizaciones no gubernamentales, que muchas veces eliminan de su discurso y de su práctica las raíces políticas e históricas de la cuestión palestina, son cada vez más preponderantes. 

Esto supone, muchas veces, que las nuevas generaciones no aprecien la importancia de la cuestión palestina en su justa medida y la confundan o equiparen con otras situaciones, también graves, que se producen en otras zonas del mundo pero que carecen de los elementos particulares de la lucha palestina.

2)Una gran influencia, entre aquellas organizaciones que todavía ejercen de forma comprometida la solidaridad con Palestina, de análisis que ignoran las condiciones generales en que se desarrolla la lucha palestina, que no atienden al marco regional e internacional de la lucha de clases y que, muchas veces, ignoran el papel de las distintas potencias imperialistas en la zona y sus efectos en la lucha palestina. 

Pensamos que no es posible desarrollar una solidaridad consecuente con los derechos del pueblo palestino si no se atiende al hecho de que la ocupación israelí ni fue ni es un fenómeno aislado de su entorno inmediato y de los objetivos y planes de las potencias imperialistas en Oriente Medio y el Mediterráneo Oriental. 

3)Un fuerte desconocimiento sobre la realidad política palestina, así como una escasa difusión de las posiciones políticas que defiende el movimiento comunista palestino, lo que impide que el punto de vista clasista aparezca en el discurso y práctica de la solidaridad. 

Desde nuestro punto de vista, esta situación se puede corregir, y para ello entendemos que son fundamentales algunos pasos que, en estos momentos, es necesario que dé nuestro Partido, más allá de posiciones retóricas que, muchas veces, únicamente cubren la incapacidad de quien las hace para desarrollar un trabajo sistemático y coherente en la materia. 

Pensamos que es fundamental aportar una visión política e histórica seria sobre la ocupación israelí y sobre las razones y motivaciones del apoyo y promoción de las agresivas políticas israelíes en la zona por parte de las potencias imperialistas encabezadas por Estados Unidos. Israel es hoy el más firme sostén de los intereses de las potencias imperialistas occidentales en la región, lo que supone una permanente condena para el pueblo palestino, que no lucha sólo contra una fuerza ocupante, sino contra todo un entramado de intereses políticos, económicos y militares que hacen que el conflicto tenga una naturaleza internacional muy clara. 

Así, nuestro deber internacionalista hacia Palestina no surge únicamente de que se trate de una situación de ocupación territorial, de incumplimiento de las resoluciones de la ONU o de las justas reivindicaciones de contar con un Estado propio, sino que se asienta sobre una base clasista muy concreta: la ocupación y sometimiento de Palestina atiende fundamentalmente al criterio de mantener en Oriente Medio una permanente situación de excepcionalidad que ayude a promover los intereses de los monopolios que tienen su base en ciertas potencias occidentales.

Precisamente cuando estamos en el centenario de la Declaración de Balfour es fundamental insistir en que el fomento del sionismo y la ocupación de Palestina no sólo fue tolerada, sino alentada y promovida por los imperialistas occidentales en su intención de socavar al entonces Imperio Otomano, contrincante en la I Guerra Mundial y mejorar su posición de control sobre el canal de Suez y el Mediterráneo Oriental. 

Hoy, la cuestión palestina debe analizarse teniendo en cuenta además el papel de otras potencias como Rusia o de potencias regionales, como Turquía, Irán o Arabia Saudí. Sus intereses contrapuestos y su juego de alianzas y enfrentamientos les ha llevado a adoptar un papel confuso respecto al Estado de Israel y, en consecuencia, a una subordinación de la defensa de los intereses palestinos a sus agendas propias. Este es un fenómeno que no puede ser pasado por alto y que se debe estudiar y analizar adecuadamente para que la defensa de los derechos del pueblo palestino no se vea mediatizado por la influencia de agentes políticos externos o potencias regionales capitalistas. 

La cuestión de las fronteras y la capitalidad. Debo decir que otro fenómeno habitual entre las fuerzas y organizaciones que ejercen la solidaridad con Palestina en España es el mimetismo. Ante la ausencia de un análisis profundo y general de la cuestión palestina, se ha optado tradicionalmente por la asunción de posicionamientos de organizaciones palestinas en función del nivel de relación bilateral, o simplemente por simpatía hacia unas u otras organizaciones. En realidad, es muy escaso el conocimiento de las razones y argumentos por los que unas u otras organizaciones palestinas promueven la defensa de tales o cuales fronteras, o se defiende la desaparición del Estado de Israel o el porqué de consignas como la lucha por “la liberación desde el río hasta el mar”.

En este sentido, camaradas, nuestra posición es clara: defendemos la creación de un estado palestino plenamente independiente y soberano en las fronteras de 1967 con capital en Jerusalén Este. Pensamos que, en los actuales momentos, cuando repunta la agresividad israelí contra el pueblo palestino y los pueblos de la región, esta posición debe ser firmemente apoyada, y complementada con la necesidad de dar solución al asunto de los refugiados en virtud de la resolución 194 de las Naciones Unidas.

Quiero dejar clara la posición del PCPE en este sentido porque lamentablemente, durante años, hemos tenido y planteado posiciones confusas al respecto, derivadas de nuestra incapacidad para abordar el tema palestino desde una óptica política seria.

Me gustaría terminar la intervención señalando los elementos que nuestro Partido aprobó en su resolución del reciente 11 Congreso Extraordinario en relación con la lucha del pueblo palestino. Se trata de los elementos sobre los cuales vamos a trabajar en el próximo período:

  1. El PCPE lucha contra toda agresión, de tipo diplomático, político, militar o policial contra el pueblo palestino por parte del Estado de Israel, sean operaciones aéreas o terrestres, selectivas o generalizadas.
  2. El PCPE lucha contra a toda agresión, de tipo diplomático, político o militar contra el pueblo palestino por parte de cualesquiera otros Estados, sean o no de la región.
  3. El PCPE lucha por la retirada inmediata del ejército israelí de ocupación de los territorios palestinos.
  4. El PCPE lucha por la liberación de todos los presos políticos palestinos de las cárceles israelíes.
  5. El PCPE lucha por el desmantelamiento inmediato del Muro de la Vergüenza construido por Israel en Cisjordania y el muro subterráneo en Gaza.
  6. El PCPE lucha por la inmediata paralización de la construcción de asentamientos y la retirada de todos los colonos de los asentamientos creados más allá de las fronteras de 1967.
  7. El PCPE lucha por el derecho de retorno de todos los refugiados palestinos a sus hogares.
  8. El PCPE lucha por la paralización de todo tipo de cooperación militar con Israel, así como la revisión de todo acuerdo comercial o de otro tipo que dé cobertura a la política agresiva y expansionista de Israel.
  9. El PCPE lucha por el reconocimiento de un Estado palestino plenamente independiente y soberano en las fronteras de 1967 y con su capital en Jerusalén Este.

Camaradas, nuestro  Partido está dispuesto a apoyar todas las iniciativas de trabajo conjunto que ayuden a fortalecer la solidaridad internacional con el pueblo palestino. Estamos dispuestos a desarrollar la cooperación bilateral y multilateral al respecto con los partidos presentes.

Muchas gracias por la atención y que viva la lucha del pueblo palestino.

Atenas, 26 de noviembre de 2017