Saludos internacionales al acto del 100º aniversario de Octubre organizado por el PCPE

0

A continuación se incluyen los textos íntegros de los saludos al acto por el 100º aniversario de la Gran Revolución Socialista de Octubre, organizado por el PCPE y los CJC en Madrid, el 7 de octubre de 2017.

Son los de: Partido Comunista Revolucionario de Francia, Partido Comunista de Suecia, Partido Comunista de Turquía, Nuevo Partido Comunista de Yugoslavia, Partido de los Trabajadores de Irlanda, Partido Comunista (Italia), Partido Comunista de Grecia y Partido Comunista de México.

Saludo del Partido Comunista Revolucionario de Francia

Queridos camaradas,

El Partido Comunista Revolucionario de Francia saluda calurosamente a los comunistas españoles del PCPE reunidos en Madrid para celebrar el 100 anivesario de la Revolución Socialista de Octubre de 1917.

La situación internacional, marcada por la contra-revolución que restableció el capitalismo en la URSS y en las Democracias Populares, ve a la humanidad confrontada con una agudización considerable de las contradicciones interimperialistas y de las consecuencias del desarrollo desigual que marca el desarrollo del capitalismo en su etapa imperialista. El peligro de la guerra crece entre las diferentes potencias imperialistas, las antiguas y las nuevas, mientras que por otro  lado hay una búsqueda de acuerdos y compromisos, como lo demuestran las decisiones vergonzosas, escandalosas e ilegales tomadas por el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas contra la República Popular Democrática de Corea para intentar convencer al imperialismo más poderoso, los Estados Unidos de América, el único poder que ha usado armas nucleares. Este mismo poder, que impuso un embargo criminal a Cuba. El aniversario de Octubre está ahí para recordarnos cual debe ser la actitud de los comunistas ante la guerra imperialista: negarse a elegir un campo contra el otro, usar las contradicciones para permitir que la clase trabajadora lleve a cabo la tarea historica que es suya: ¡derrocar al capitalismo futuro y la guerra!

La existencia de la URSS y el campo socialista, permitió a la clase obrera de los países capitalistas lograr importantes logros sociales en el ámbito de la legislación laboral, la protección de la salud, el derecho a la jubilación, a la educacion. La burguesía se vió obligado a retirarse bajo la presión de la lucha de clases en cada país y por temor a que la revolución socialista se extendiera, sobre todo después de la histórica victoria contra el fascismo de Hitler realizados por la Unión Soviética en 1945. Y hoy en todos los países vemos a la burguesía monopólista en una salvaje ofensiva contra todos los logros sociales obtenidos durante un siglo y contra las libertades democráticas. La verdad histórica es pisoteada y se trabaja espalda con espalda con los vencidos de 1945, culpables de los peores crímenes, y los ganadores con el pretexto de que habían acabado con la dictadura del capital. Nos corresponde a nosotros los comunistas contribuir a que la clase obrera de hoy encuentre su capacidad de combate para llevar a cabo la contra-ofensiva en todos los frentes para derribar a la burguesía.

La lección de octubre es que sin el derrocamiento de la burguesía por la clase obrera y las masas populares, no pueden resolverse los principales problemas sociales: la erradicación del desempleo, la satisfacción de las necesidades materiales y espirituales de las masas, ni la cuestión de la paz y la ecología. Fue la Revolución Socialista de Octubre la que resolvió la cuestión nacional con la creación de la Unión Soviética. En el contexto del capitalismo, como lo demuestra lo que está sucediendo en Cataluña, no hay espacio, sólo para la burguesía de turno, a las legítimas aspiraciones de las masas a ver sus derechos nacionales reconocidos, retienen a la clase trabajadora en un campo u otro sobre la base del nacionalismo, ¡mientras que la explotación se agrava en Barcelona y en Madrid!

Finalmente, la Revolución de Octubre no enseña la importancia de la unidad internacional de los comunistas contra la burguesía y el oportunismo. La existencia de la iniciativa del Partido Comunistas y Obreros de Europa, en la que participan nuestros dos partidos, muestra que a pesar de las dificultades, hay todavía en el movimiento comunista debilitado por el oportunismo, fuerzas sanas.

¡El futuro es el comunismo!

¡Viva el gran octubre!

¡Viva el marxismo-leninismo y el internacionalismo proletario!

Maurice Cukierman
Secretario General

***

Saludo del Partido Comunista de Suecia

Estimados Camaradas,

El 100 aniversario de la Gran Revolución Socialista de Octubre marca el definitivo comienzo de la era de transición del capitalismo al socialismo. La revolución confirmó la corrección de la estrategia y táctica de los Bolcheviques y por primera vez mostró al mundo que sistema de producción socialista es posible y práctico. Además, a pesar de estar bajo constante presión militar y económica el estado de los trabajadores provó exitosa y recientemente, transformar  de manera imprecedentemente transformar el estancamiento Zarista en la sociedad desarrollada que llevaría a la humanidad al espacio en solo 40 años más tarde.

Además, la revolución abrió efectivamente las puertas de la liberación de los pueblos oprimidos al rededor del mundo, y su sola existencia hizo avanzar la posición de fuerza de los trabajadores en todas partes, muy a pesar de sus detractores imperialistas. Enfrentó, y continua enfrentando, la critica interminable y la hostilidad de sus adversarios burgueses debido a la incapacidad de ignorar sus éxitos inigualables. Octubre ofrece una promesa a los trabajadores del mundo, esta historia no ha terminado y esta sociedad puede y debe cambiar. Así, celebrando y estudiando la revolución, tal y como nuestros partidos hacen, continua siendo de máxima importancia.

Cien años es poco tiempo con respecto a la historia de la humanidad, y esto es solo el comienzo. Permitidnos tomar este momento para conmemorar nuestras derrotas pasadas y celebrar las victorias comunes, sabiendo que habrá muchos nuevos octubres en adelante.

Saludos fraternales,

Ilya Zorikhin-Nilsson
Secretaria internacional
Partido Comunista de Suecia

***

Saludo del Partido Comunista de Turquía

Estimados Camaradas,

Esperamos que el acto que estáis organizando en memoria de la gran revolución de Octubre vaya bien. Sabemos que este acto es algo más que una mera conmemoración para vuestro partido que nunca hace concesiones en los principios del Marxismo-Leninismo y sostiene la idea que la única salvación real es exclusivamente posible con una revolución socialista. 

Camaradas,

Cuando la Unión Soviética colapsó, una parte significativa del ala izquierda en la tierra cuestionó los hechos que se llevaron a cabo por la revolución de Octubre. El virus del liberalismo fué desacreditando el hecho de que la humanidad pueda liberarse solo en las manos del proletariado y bajo la dirección de los comunistas quienes sostienen la idea de la revolución socialista. La alianza con la burguesía y la búsqueda de soluciones dentro del capitalismo se fueron extendiendo en diferentes formas y niveles. Los revolucionarios que protegieron el legado de la revolución de Octubre se quedaron en minoría. Aquellos que protegieron este legado tuvieron que recordar el rigor, la obstinación, y beligerancia de los Bolcheviques sobre sus principios y estrategias y resistir el ataque liberal.

Ya no estamos en el principio de la década de los noventa.  El capitalismo que se libró de la amenaza del socialismo corrompió rápida e irreversiblemente la economía, la política, así como la vida social. El pillaje delirante del capitalismo priva a los exploradores de la capacidad de gestionar ningún país. La revolución de Octubre nació en un ambiente donde la competición monopolística era a muerte. Ahora el mundo está profundizando en una crisis extensiva causada por esa competición. Mientras la gente anhela el pasado en el lugar de nacimiento de los viejos Soviets, las condiciones en los países que nunca conocieron el socialismo están madurando para un nuevo comienzo.

Los leninistas no tenemos el poder para determinar el escenario político en ninguna parte del mundo todavía. Los trabajadores no están organizados. Mediante las dos caras del llamado ala izquierda de la política y el discurso fascista se hila su camino en medio de las actuales condiciones de crisis y encuentran su sitio en la sociedad. Por otro lado, no hay una solución concreta y practicable para la insoportable explotación de clase, el maltrato imperialista, y la corrupción social que no sea el socialismo. No hay otro programa sino el socialismo que pueda hacer confluir directa e indirectamente en una dirección común y hacer esas luchas mortales para la burguesía. Ahora los comunistas están cara a cara con el deber de establecer su visión en el futuro cercano, fortaleciendo sus lazos sociales, introduciendo el socialismo a los trabajadores, y poner todo el peso en política en el camino de la irreversible liberación de la humanidad del capitalismo.

For esta razón, significa mucho conmemorar la revolución de Octubre. “Octubre” está todavía de actualidad. Esperamos que esta conmemoración, de la cual estamos seguros que estas celebrando en linea con esta consciencia y criterio, cierren las prioridades para las grandes tareas que nos aguardan.

Saludos camaraderiles,

CC del Partido Comunista de Turquia 

***

Saludo del Nuevo Partido Comunista de Yugoslavia

“Las llamas del fuego revolucionario van siempre a más y se extienden a través de la totalidad del podrido viejo mundo, ese tiempo no parece lejando cuando los trabajadores de todos los países del mundo se unan en un estado único de la humanidad entera” (Lenin)

Queridos camaradas,

Vamos a unirnos bajo la bandera victoriosa del Octubre Rojo, el símbolo del futuro Octubre mundial!

100 años han pasado desde que el “Aurora” disparara y abriera una nueva vida en la humanidad. El mundo no olvida, no puede olvidar este gran evento, porque desde ese momento, el mundo cambió.

Octubre de 1917 -la primera victoria de la revolución proletaria de la historia mundial y prueba de que la teoría marxista y la perspectiva científica del marxismo. La Gran Revolución Socialista de Octubre fue la primera revolución predicada teóricamente por el marxismo como natural e inevitable en la transición de la formación social capitalista a la más avanzada, la comunista.

Después de la sangrienta experiencia que la humanidad ha tenido únicamente con el capitalismo en el s. XX, es obvio que este sistema destructivo no puede ser el destino de la humanidad. Todos estos factores obligan al movimiento comunista a criticar la historia, errores, fallos y logros, y liberar, desde la base de la experiencia, todas las cargas de dogmatismo, oportunismo y revisionismo, abrir la nueva página de lucha por la liberación del hombre, la cuál dará paso a la liberación de todo el mundo y la confirmación de que es posible y alcanzable.

El movimiento comunista esta con frecuencia en frente de una encrucijada. El movimiento comunista mundial ha estado durante casi tres décadas en una profunda crisis ideológica, organizativa y crisis económica. Estamos haciendo frente a la situación cuando muchos partidos comunistas han cruzado la línea y han asumido el revisionismo y el conformismo. Han abandonado la lucha de clases y aceptado el diálogo social con los gobiernos clasistas. Las marchas obreras y huelgas se han sustituido por los confortables asientos de la representatividad. Sin embargo, “a pesar de las dificultades varias o de los fallos eventuales y temporales, o de las olas contrarrevolucionarias, la victoria final del proletariado es inevitable” (V.I. Lenin)

Trabajadores y explotados, los pueblos oprimidos deben levantarse para lucha contra el podrido sistema capitalista explotador, par construir el socialismo y el comunismo. Esta es la única solución alternativa para el inevitable y brillante futuro de la humanidad. 

¡Larga vida a la Revolución Socialista Soviética! ¡Por el comunismo en todo el mundo!

“Proletarios de todos los países, uníos”

NKPJ
Nuevo Partido Comunista de Yugoslavia

***

Saludo del Partido de los Trabajadores de Irlanda

Este año celebramos el centenario de la Gran Revolución Socialista de Octubre, uno de los eventos más importantes de la historia humana, una fecha de importancia histórica mundial que cambió para siempre las relaciones de poder entre explotadores y explotados y convirtió en realidad la visión de una nueva sociedad socialista. El 25 de octubre de 1917, triunfó la revolución socialista en Rusia y fue la primera y más exitosa revolución obrera de la historia, traduciendo a la práctica las ideas revolucionarias de Marx y Engels.

La Revolución de Octubre tuvo lugar porque los bolcheviques contaban con dos armas indispensables: primero, una teoría revolucionaria dinámica y, en segundo lugar, un partido revolucionario disciplinado, comprometido a llevar a la clase obrera al poder.

La Revolución de Octubre llevó al poder a la clase obrera, rompió la maquinaria del Estado burgués y estableció el primer Estado obrero del mundo. El objetivo de la Revolución de Octubre era abolir todas las formas de explotación y opresión y construir una nueva sociedad basada en las ideas socialistas. La Revolución inspiró a los trabajadores y oprimidos del mundo y ofreció perspectivas reales de cambio, así como armó al movimiento obrero con una conciencia revolucionaria y objetiva, educando, organizando y movilizando a las masas de trabajadores en la tarea de construir una nueva sociedad.

La Revolución de Octubre transformó el mundo. Constituyó una ruptura decisiva con el viejo orden mundial, abolió la propiedad privada de los medios de producción y sentó las bases para la liberación política, social y económica de la humanidad.

Bajo el poder soviético, aumentaron la esperanza de vida y los niveles de alfabetización, mejoraron las condiciones de vida y el bienestar material del pueblo y se aseguró la salud y la educación de los ciudadanos. La Revolución de Octubre sentó las bases para el avance material y social, para asegurar el poder de los trabajadores, creadores de la riqueza, y brindó a la clase obrera la oportunidad, a través de su trabajo y lucha, de construir las condiciones sociales, políticas, económicas y culturales para desarrollar una vida libre y plena.

La Revolución conquistó importantes derechos para las mujeres, tanto la igualdad ante la ley, como el derecho al divorcio o al aborto libre y gratuito. Las mujeres alcanzaron el derecho a controlar sus salarios y propiedades, reclamar a sus hijos en caso de divorcio y decidir dónde querían vivir, ir a la escuela y trabajar.

La industrialización de la economía, la expansión de los servicios médicos y de salud, el desarrollo de la oferta educativa y de capacitación, las medidas adoptadas para proporcionar cultura, literatura y deporte, el desarrollo de la agricultura, el progreso científico-técnico y la mejora de las condiciones materiales del pueblo trabajador se encuentran entre los muchos logros de la Revolución.

La Revolución de Octubre continúa demostrando que el propósito de la revolución es conquistar el poder de los trabajadores y que la construcción socialista comienza con la toma revolucionaria del poder por parte de la clase trabajadora. El Estado obrero, la dictadura del proletariado, es un instrumento de la clase obrera en la lucha de clases. El cambio real, fundamental y transformador requiere una ruptura con el sistema capitalista y su abolición, para crear un mundo donde la clase obrera controle su propio destino bajo el socialismo-comunismo y una sociedad que maximice el potencial humano, la dignidad y el desarrollo en lugar de un sistema impulsado por la búsqueda implacable de ganancias en beneficio de unos pocos.

Partido de los Trabajadores de Irlanda

***

Saludo del Partito Comunista (Italia)

Queridos camaradas, 

el Partido Comunista (Italia) saluda a todos los presentes, que asisten a este importante evento, líderes, militantes y simpatizantes del fraternal PCPE y de los CJC. Este año se cumple el 100 aniversario de la Gran Revolución Socialista de Octubre, un evento que ha cambiado, más que cualquier otra, la historia humana reciente, demostrando que el socialismo no es solo una idea, sino una realidad histórica, posible y necesaria. 

No conmemoramos el aniversario del Octubre Rojo como una celebración o un testimonio cultural, sino por su orientación teórica y práctica, por la vitalidad y actualidad de ese acontecimiento glorioso.

El leninismo fue un desarrollo científico creativo del marxismo y aseguró la unidad de teoría y práctica revolucionaria que llevó la Revolución de Octubre a la victoria. Entre todas las corrientes que atraviesan el movimiento obrero, solo el marxismo-leninismo ha sido históricamente capaz de derrocar al capitalismo, llevar al proletariado al poder y construir una sociedad de personas libres e iguales, una sociedad socialista. Mientras el oportunismo y el revisionismo de los reformistas de la Segunda Internacional, en contraste con las enseñanzas de Marx y Engels, devaluaron el marxismo al nivel de un método puramente analítico, a la filosofía especulativa, el leninismo devolvió el marxismo a su verdadero significado de “filosofía de la práctica” (A. Gramsci), es decir, la ciencia revolucionaria de la transformación de la realidad.

La herramienta y la fuerza impulsora de la revolución es el partido leninista, el partido de la clase trabajadora, inquebrantable en la teoría, en el espíritu del internacionalismo proletario, en una disciplina revolucionaria libremente aceptada y consciente, preparado para luchar bajo cualquier método de lucha y en cualquier circunstancia. 

Algunos de nuestros enemigos a derecha e izquierda, argumentan que los tiempos actuales son diferentes, que el capitalismo ha cambiado, que la situación -dicen- exige cumplir con la democracia burguesa y con los métodos legales de lucha, por lo tanto -se deducen- el leninismo y el ejemplo del la Revolución de Octubre ya no es relevante.

¡No hay nada que pueda ser más falso! La contradicción básica del capitalismo, es decir, el conflicto irreconciliable entre capital y trabajo, no solo sigue existiendo en su esencia, sino que su forma se está exacerbando incluso, a través de la reducción legal y material de aquellos derechos que hace unos años parecerían indiscutibles. La apropiación privada del producto social y la reproducción de las ganancias capitalistas bloquean el desarrollo de las fuerzas productivas y algunas veces incluso las destruyen, en tiempos de crisis. A la creciente explotación de la fuerza de trabajo se suma la explotación frenética de los recursos naturales, hasta el punto de que la propia supervivencia de la Tierra está en peligro. El imperialismo imperante intenta imponer su voluntad a los pueblos del mundo y romper su resistencia mediante bloqueos inmorales que impiden su desarrollo económico, negando su derecho a la autodefensa, con el objetivo ilegítimo de derrocar su sistema político, incluso mediante la agresión armada directa. La competencia general interimperialista por el control de los recursos, los mercados, las rutas de comunicación y la superioridad estratégica desencadena sangrientas guerras, obligando a millones de personas empobrecidas a huir de las regiones en conflicto. Dentro de los países capitalistas, se está llevando a cabo un proceso general de reducción de las libertades, los derechos sociopolíticos y la posibilidad de acceder a las instituciones electas, mientras se amplía el poder arbitrario de los cuerpos represivos y el espionaje a los ciudadanos. La burguesía misma está negando y rechazando las reglas de la democracia burguesa.

Ante esta verdadera barbaridad del capitalismo monopolista moderno, es evidente que las enseñanzas de Lenin y la Revolución de Octubre son tan viables y relevantes como siempre. ¡No hay forma de liberar a la humanidad, sino es a través de la revolución socialista proletaria!

A la clase obrera y al proletariado les decimos: organícense en el Partido Comunista, luchen a través de cualquier método que nos dicte la situación real, para derrocar al capitalismo, establecer la dictadura proletaria y construir el socialismo-comunismo en cada uno de nuestros países.

¡Adelante por el camino del Octubre Rojo!
¡Qué viva la Revolución Socialista proletaria!
¡Qué viva el marxismo-leninismo!
¡Proletarios de todos los países, uníos!

***

Saludo del Partido Comunista de Grecia

Estimados camaradas:

El Comité Central del KKE dirige sus cálidos saludos camaraderiles al PCPE y a su acto importante. Nuestros partidos rinden honor, estudian la experiencia, y se inspiran de la Gran Revolución Socialista de Octubre como parte de nuestra propia historia y de nuestra trayectoria, la trayectoria de la clase obrera internacional y del movimiento comunista internacional. Fue el acontecimiento que marcó el siglo XX, que allanó el camino para la abolición de la explotación del hombre por el hombre, el camino por el socialismo-comunismo, demostrando que el capitalismo no es invencible. No tratamos la Revolución de Octubre simplemente como un aniversario, más allá de nuestras tareas actuales. Estudiamos sus enseñanzas, nos enfocamos en las cuestiones contemporáneas que surgen en relación con la estrategia del movimiento comunista y la lucha por el socialismo.

Para el estallido de la revolución de los obreros, se requiere la formación de la vanguardia política revolucionaria, del Partido Comunista, armado con las elaboraciones teóricas y con las predicciones de los acontecimientos, en base a la teoría marxista-leninista, y capaz de dirigir el levantamiento revolucionario de la clase obrera.

El curso arduo y tortuoso de los bolcheviques para limpiar las filas de su Partido de las fuerzas que sembraban ilusiones parlamentarias, que fomentaban el fatalismo y apoyaban el gobierno provisional burgués, fue un factor que los fortaleció para librar decisivamente la lucha hasta el final. Para no subordinarse a las estrategias erróneas que planteaban como meta un tipo intermedio de poder o gobierno entre el poder burgués y obrero como transición al poder socialista, unas estrategias que fueron desmentidas incluso por la propia experiencia de la Revolución Socialista de Octubre y nunca han sido históricamente comprobadas.

Una lección valiosa del Gran Octubre es que el objetivo del poder obrero no se plantea en base al criterio de la correlación de fuerzas, sino en base a la determinación objetiva de la época histórica en que vivimos en base a la clase cuyo movimiento está en la vanguardia del desarrollo social. Se determina objetivamente por la contradicción básica que debe resolver, entre el capital y el trabajo. Por eso, en la época del capitalismo monopolista, el carácter de la revolución no puede ser otro que socialista.

La Gran Revolución Socialista de Octubre trazó el camino, inauguró en la práctica la época de las revoluciones socialistas, las revoluciones en que el poder pasa a manos de la clase obrera en alianza con los pequeños propietarios y los trabajadores autónomos pobres, urbanos y rurales. Sus conquistas sin precedentes, desconocidas hoy en el capitalismo, fueron el resultado de que la producción se realizaba con el objetivo de satisfacer las necesidades populares crecientes en la base de la propiedad social en los medios de producción, y no teniendo como criterio el beneficio capitalista.

Entre las conquistas es el hecho indiscutible de que millones de trabajadores con antecedentes históricos, lingüísticos, culturales y tradiciones diferentes vivieron en armonía y prosperidad durante más de siete décadas. En la base de la patria socialista común se enfrentaron decisivamente al nacionalismo burgués y su veneno, que vertieron los diferentes sectores de la burguesía antes de la revolución para servir sus propios intereses.

Los errores de estrategia del movimiento comunista internacional, así como las graves violaciones de los principios de la construcción socialista que hizo el PCUS, junto con el trabajo subversivo del imperialismo y de la contrarrevolución, determinaron el retroceso histórico temporal.

Hoy día, sacamos conclusiones necesarias para nuestra lucha, tanto de las victorias como de las derrotas. A través de un gran y arduo esfuerzo, el KKE ha establecido una estrategia revolucionaria contemporánea, que se confirma diariamente a través de la lucha de clases cotidiana por la organización de focos de contraataque avanzados en todos los sectores, en todos los centros de trabajo, en todas las regiones del país, con el fin de que el partido se ponga aún más fuerte, arraigado en la clase obrera, con fuertes organizaciones en las grandes fábricas.

Estimados camaradas:

Apreciamos mucho nuestras relaciones bilaterales de larga data, nuestra actividad conjunta por los intereses de los trabajadores. Nuestros partidos luchan conjuntamente por el reagrupamiento del movimiento comunista internacional, en base a los principios del internacionalismo proletario, de la solidaridad internacionalista de los pueblos contra el capitalismo y la guerra imperialista. Ya hemos dado algunos pequeños pasos en el esfuerzo de crear un polo distintivo en base a los principios del marxismo-leninismo, mediante la “Revista Comunista Internacional” y la Iniciativa Comunista Europea. Seguiremos decisivamente en el mismo camino hasta que el camino socialista que fue trazado por la Gran Revolución Socialista de Octubre llegue irreversiblemente al final, al futuro brillante, al socialismo-comunismo.

Sección de RR.II. del CC del KKE

***

Saludo del Partido Comunista de México

Camarada Astor García, Secretario General del Partido Comunista de los Pueblos de España:

Rogamos transmitir al Comité Central del PCPE y a todos los militantes, así como a los camaradas de los CJC, nuestro saludo fraternal por la actividad que se realizará éste 7 de Octubre en Madrid, como homenaje al centenario de la Gran Revolución Socialista de Octubre.

Es para los comunistas de España, de México, y del Mundo, para el conjunto de la clase obrera internacional una conmemoración muy importante, pues se trata del parteaguas histórico que demarca el viejo mundo, del mundo nuevo que nace y que triunfará, el inicio de la época de las revoluciones proletarias y la transición del capitalismo al socialismo.

Sabemos que no fue sencillo, que fue un proceso lleno de complejidades, de dificultades, de firmeza en los principios, y de conducirse a contracorriente del oportunismo y revisionismo que imperaban en la II Internacional. Las enseñanzas son muchas, pero queremos destacar dos: El Partido Comunista como organización de vanguardia de la clase obrera, como Estado Mayor del proceso revolucionario y precondición principal de la toma del poder por la clase obrera; la segunda, la elaboración teórica como marco para la acción e intervención en la lucha de clases. Ambas cuestiones de vital importancia han sido constatadas por la lucha de Ustedes para preservar la existencia del partido comunista de manera reciente y colocadas de manera diáfana en las Tesis para su Congreso Extraordinario.

La Gran Revolución Socialista de Octubre también nos lega la experiencia de la dictadura del proletariado y la construcción socialista, una sociedad nueva, mejor, que resolvió problemas agudos de los trabajadores y de los pueblos de distintas nacionalidades en la URSS.

La Gran Revolución Socialista de Octubre también inspiró, y sigue inspirando, la existencia de partidos comunistas en todo el orbe, y con ello dinamizando cualitativamente el conflicto capital/trabajo y el antagonismo con la explotación, la injusticia y la barbarie. Y hoy, parte del compromiso con la herencia de la Gran Revolución Socialista de Octubre pasa por defender la naturaleza clasista y revolucionaria de los partidos comunistas y del movimiento comunista internacional, por lo cual, en esa trinchera estamos hermanados con Ustedes, como partido comunista en España, y con los partidos agrupados en la Revista Comunista Internacional.

Queremos respaldar la posición que Ustedes vienen sosteniendo en el conflicto que se vive en Catalunya, basada en una firme posición clasista, que no hace concesión a populismo alguno.

¡Viva el Centenario de la Gran Revolución Socialista de Octubre!
¡Viva el marxismo-leninismo y el internacionalismo proletario!

Comité Central del Partido Comunista de México