UNIPOST: nueva etapa de la lucha

2

El pasado día 19 de julio conocíamos que Unipost, la mayor compañía de reparto postal privado en España, se declaraba en suspensión de pagos ante la imposibilidad de hacer frente a los casi 50 millones de euros que adeuda la empresa propiedad de la familia Raventós.

Ahora su plantilla de 2.500 trabajadores, quienes llevan años sufriendo situaciones de EREs, ERTEs, atrasos, fraccionamientos e impagos en las nóminas, deben afrontar un nuevo contexto de incertidumbre respecto a sus salarios y su futuro laboral.

En junio, el PCPE llamaba a reforzar las asambleas de trabajadores en Unipost como herramientas de lucha que superasen la actual división sindical y permitiesen organizar al conjunto de los trabajadores y trabajadoras de Unipost en España para golpear como un solo puño. Hoy repetimos, con más fuerza si cabe, ese llamamiento. Sólo la organización y la lucha unitaria nos permitirán ganarle este pulso a la patronal.

La gestión privada de los servicios públicos esenciales se demuestra nuevamente como un fracaso. Ante esta situación, como primer paso, además del abono de las cantidades que se les adeudan, el futuro de los trabajadores de Unipost pasa por la subrogación de toda la plantilla y su incorporación inmediata a Correos. 

No obstante, los puestos de trabajo y los derechos laborales no estarán plenamente garantizados si Correos, como el resto de empresas públicas, siguen sometidas a la lógica del mercado capitalista. La subrogación es un primer paso, pero los objetivos de lucha tienen que ir más allá y la organización y unidad de los trabajadores son las únicas herramientas que pueden garantizar que éste sea un país para la clase obrera, para la mayoría trabajadora, y no para los explotadores.

Secretariado Político PCPE.