Resolución del Comité Central del PCPE ante la demanda presentada por el grupo Suárez-Díaz

2

El Pleno del Comité Central del PCPE, una vez informado sobre las acciones legales emprendidas contra nuestro Partido por el grupo encabezado por Carmelo Suárez y Julio Díaz, declara lo siguiente:

1) El recurso a los Tribunales es una nueva medida de agresión -desesperada- de este grupo para tratar de liquidar a nuestro Partido. Quienes con sus acciones buscaron en el pasado reciente destruir al PCPE y a los CJC, carecen hoy de la más mínima legitimidad para reclamar el nombre del Partido.

2) Esta nueva maniobra, que se suma a las que ya hemos denunciado a raíz de nuestro V Pleno, tiene como uno de sus objetivos dejar sin efecto las sanciones acordadas contra ellos por este Comité Central y ratificadas por la Conferencia Central del 20 de mayo. Pretenden erigirse en representantes de un Partido cuya militancia y sus órganos han dejado bien claro que no aceptan más maniobras ni intentos de liquidación.

3) Con su actitud, propia de quienes durante años consideraron que el PCPE era su cortijo particular, vuelven a confirmar su incapacidad política y la total falta de respeto a la voluntad de la militancia comunista.

Tras las amenazas y difamaciones que ejecutaron inmediatamente después del V Pleno, se reiteran en una actitud muy alejada de la cultura comunista, pretendiendo que sean otros los que les resuelvan los problemas que ellos mismos generaron con su actitud prepotente, personalista y totalmente irrespetuosa de los principios y normas rectoras de todo Partido Comunista que se precie de serlo.

4) Si las acciones matoniles, las calumnias, las mentiras y las manipulaciones no nos amedrentaron en el pasado, mucho menos van a hacerlo ahora, cuando encaramos la recta final de un proceso congresual que cerrará esta lamentable etapa en la vida de nuestro Partido y abrirá un nuevo camino de desarrollo organizativo y político.

5) Es este hecho el que molesta al grupo liquidador: que se abre un proceso para sacar a nuestro Partido de la irrelevancia política, que hay voluntad y capacidad para desarrollar las tareas que durante años hemos renunciado a ejecutar, y que ellos, que hasta hace poco ocuparon las principales responsabilidades en él, no forman parte de la nueva etapa porque fueron descubiertas y denunciadas su maniobras internas.

6) Con su actitud pretenden paralizarnos, entretenernos, retrasarnos en nuestras tareas, pero no lo van a conseguir. Desconocen que la legitimidad política no la otorgan los tribunales, sino el trabajo político coherente, sistemático y organizado. Desconocen que nuestra batalla por la recuperación de un gran Partido Comunista en España, independiente en lo ideológico y realmente implantado entre la clase obrera, continuará a pesar de sus maniobras y sus actos desesperados.

Han optado por la vía menos deseable, han dinamitado la escasa credibilidad que todavía podían tener y piensan que nos arrastrarán con ellos al pantano en que se encuentran. Pretenden ganar en los tribunales la legitimidad que perdieron en la Conferencia Central del 20 de mayo. Ellos han elegido que los asuntos de nuestro Partido los dilucide un juez, actuando así contra nuestros mecanismos de legalidad interna, ellos han optado por ensuciar las siglas de nuestro Partido. Por tanto sólo a ellos corresponde toda la responsabilidad de lo que pueda ocurrir en el futuro, porque si piensan que acudiremos inermes a esta nueva batalla por la defensa del Partido Comunista en nuestro país se equivocan plenamente.

En Madrid, a 13 de octubre de 2017.