Presupuestos Generales del Estado al servicio de la oligarquía

235

El Gobierno del Partido Popular defiende unos Presupuestos Generales del Estado para 2017 al servicio de la oligarquía, dirigidos a ayudar al puñado de grandes empresas que dominan el país a recuperar y ampliar su tasa de beneficios. Respondiendo fielmente a los intereses empresariales, el Partido Popular continúa golpeando a la clase obrera y a los sectores populares.

Continúan las políticas de ajuste capitalista 

Los Presupuestos Generales contemplan un nuevo ajuste por importe de 14.250 millones de euros, dirigidos a rebajar el déficit público del 4,3% (un 4,5% contabilizando las ayudas a la banca) al 3,1%, buscando cumplir con los objetivos del Pacto para la Estabilidad y el Crecimiento de la Unión Europea.

Ese ajuste implicará nuevos recortes en materia de derechos sociales, que se intensificarán a lo largo de los próximos meses en caso de no cumplirse la previsión de crecimiento del PIB, calculada en un 2,5%, o el aumento de la recaudación fiscal hasta el 7,9% previsto por el Ministerio de Economía.  

Mientras aplican con mano de hierro una política dirigida a intensificar la explotación de la clase obrera en las empresas y, conforme a la última Encuesta de Población Activa, el paro forzoso supera el 18,75%, los Presupuestos prevén una reducción de un 6,6% de la partida destinada a prestaciones por desempleo.

El Gobierno pretende engañar al pueblo 

La propaganda del Gobierno del PP trata de confundir al pueblo señalando que los Presupuestos se dirigen a impulsar el empleo y a fortalecer la cohesión social. El Gobierno miente. Los leves incrementos previstos para sanidad (2,3%) o educación (1,7%) ni siquiera alcanzan el porcentaje de incremento del Producto Interior Bruto Previsto (2,5%) y son absolutamente insuficientes para atender las necesidades populares, dado el brutal recorte sufrido en sanidad y educación durante la última década.

Mientras a nuestro alrededor se extiende la pobreza y la marginalidad, y se generaliza el trabajo sin derechos y los salarios de hambre, el Gobierno pretende confundir a la clase obrera y al pueblo, para quienes no hay recuperación posible en el marco del capitalismo. 

Se incrementa el gasto militar 

Lo que sí se incrementa es el gasto militar en más de un 32% para hacer frente a los pagos de los Programas Especiales de Armamento, entre los que se incluyen los grandes sistemas de armamentos como el avión de combate Eurofighter, las fragatas F-100 o el carro de combate Leopard. Se avanza así en los compromisos adquiridos por el Gobierno Español con la OTAN en la Cumbre de Gales de 2014, y con el Gobierno estadounidense de Donald Trump.

La clase obrera ausente en el debate parlamentario

El sector de la oligarquía representado por el Partido Popular sacará adelante las cuentas contando con el apoyo de la burguesía vasca representada por el PNV, a cambio de hacer una serie de concesiones, logrando rebajar el cupo en más de 500 millones anuales, de Ciudadanos y de Coalición Canaria, alcanzando la cifra de 175 diputados, y aspirando a aprobar definitivamente las cuentas sumando el apoyo del diputado de Nueva Canarias.

A pesar de las enmiendas a la totalidad presentada por el resto de grupos parlamentarios, la clase obrera ha estado ausente en el debate presupuestario. El grupo del PSOE y el de Unidos Podemos no han pasado de formular tibias propuestas de gestión socialdemócrata del capitalismo.

En ningún momento se han denunciado las verdaderas causas de la situación de miseria y explotación que vive la inmensa mayoría de nuestro pueblo. Los representantes de la socialdemocracia están atados de pies y manos al capitalismo, están comprometidos con el Estado capitalista español y con sus alianzas en el seno de la Unión Europea y la OTAN.

Por tanto, sus propuestas son perfectamente integrables por el sistema, meras medidas cosméticas como fueron en su día las propuestas de Syriza en Grecia, cuyo Gobierno acaba de recortar un 18% las pensiones y ha aceptado las privatizaciones propuestas por la Troika. La propuesta de moción de censura planteada por Unidos Podemos no es más que un nuevo artificio parlamentario dirigido a disputar con el PSOE el papel de primer partido de la oposición.

Por un país para la clase obrera 

La clase obrera y las mayorías populares deben seguir su propio camino. La guerra de los capitalistas contra nuestras condiciones de vida y trabajo continuará. No hay más alternativa que la organización y la intensificación de la lucha. 

Debemos resistir frente a los nuevos golpes que preparan los capitalistas. El Partido Comunista de los Pueblos de España propone al movimiento obrero y al conjunto del movimiento popular pasar a la ofensiva.

  • En defensa de nuestros derechos laborales, por la derogación de las reformas laborales.
  • En defensa de nuestros derechos sociales, contra todo recorte. 
  • Por la nacionalización de los sectores estratégicos de la economía, contra el poder de las grandes empresas y las privatizaciones. 
  • Contra la Unión Europea y sus políticas.
  • Contra la guerra imperialista, las bases militares y la OTAN. ¡Ni tierra, ni mar, ni aire para los imperialistas!

Debemos fortalecer la organización sindical en los centros de trabajo y la organización en los barrios populares. Sólo organizados y unidos podemos hacer frente a las nuevas agresiones y contraatacar en defensa de nuestros derechos, en defensa de una sociedad libre de explotación y donde el poder esté en manos de la clase obrera.

¡Ninguna concesión al Gobierno del PP!

¡Ninguna confianza en la socialdemocracia!

¡Reforcemos las filas del Partido Comunista!

Resolución del Comité Central del PCPE.

8 de mayo, 2017.