El PCPE no concurre a las elecciones andaluzas del 2 de diciembre

7

Comunicado del Buró Político del PCPE

El Partido Comunista de los Pueblos de España (PCPE) quiere informar al conjunto de la sociedad andaluza de las circunstancias que han llevado a que el próximo 2 de diciembre no haya papeletas del PCPE en las elecciones autonómicas. Igualmente queremos realizar algunas valoraciones al respecto.

El día 9 de octubre, el Secretario General del PCPE, Ástor García, procedió a designar representante general (y suplente) de la candidatura del Partido Comunista de los Pueblos de España ante la Junta Electoral de Andalucía. Tal como indica la Ley Electoral de Andalucía, este representante general tiene, a su vez, la tarea de designar a los distintos representantes provinciales de las candidaturas del PCPE.

Pasados varios días, varias Juntas Electorales Provinciales informaron verbalmente a los representantes designados de la existencia de “dificultades” con los trámites relativos al PCPE, dado que terceras personas pretendían nombrar representantes del PCPE ante las Juntas Electorales y no estaba clara la legitimidad de unos y otros. 

Finalizado el plazo para  designación de representantes, y ante la ausencia de notificaciones por parte de la Junta Electoral de Andalucía, el PCPE procede el día 23 de octubre a remitir escrito a ésta, acompañado de diversa documentación que confirmaba la legitimidad de Ástor García para designar representantes del PCPE. En concreto, la documentación remitida a la Junta Electoral de Andalucía consiste en: actas del XI Congreso Extraordinario del PCPE, estatutos del PCPE aprobados en ese Congreso, escritura notarial pública de todos los acuerdos del XI Congreso del PCPE y escrito del Registro de Partidos Políticos, con fecha de 16 de julio de 2018, en que se declara la incorporación de toda esa documentación en el expediente del PCPE que obra en ese registro público. 

El día 26 de octubre se comunica el acuerdo adoptado en su sesión de 25 de octubre por la Junta Electoral de Andalucía que expresamente dice: “Acreditar la representación legal del Partido Comunista del Pueblo Español (sic) en favor de Don Ástor García Suárez y la designación por él efectuada de representante general y suplente”. Por tanto, las candidaturas del PCPE se publican en el BOJA de 31 de octubre.

Inmediatamente, el grupo de Carmelo Suárez procede a impugnar ese acuerdo de la Junta Electoral de Andalucía, exigiendo el no reconocimiento de la representación legal del PCPE a Ástor García, pero sin reclamarla para sí, ante la Junta Electoral Central.

La JEC resuelve el 5 de noviembre, indicando que no es competente para decidir a quién corresponde la legitimidad para usar las siglas PCPE, por lo que anula el acuerdo de la Junta Electoral de Andalucía. Esta decisión se traduce en la no proclamación de las candidaturas del PCPE en el BOJA del 6 de noviembre. 

Conocida esta circunstancia, la única vía de recurso es la judicial, a través de los Juzgados de lo Contencioso-Administrativo. Nuestro Partido, por tanto, reclamó la no proclamación de candidaturas, basándose en el hecho contrastado de que no existe concurrencia alguna con ninguna otra candidatura, ni dos candidaturas que reclamasen ser el PCPE, al presentarse el grupo de Carmelo Suárez bajo una sigla (PCPA) perteneciente a otro partido político sin vinculación orgánica alguna con el PCPE.

Los Juzgados Provinciales de lo Contencioso-Administrativo, sin entrar en ningún momento en el fondo del asunto, se limitaron a reproducir el argumento ofrecido por la JEC: son los tribunales ordinarios los que decidirán quién tiene la legitimidad para utilizar la denominación PCPE, y no los posibles procedimientos judiciales derivados de un proceso electoral, argumento utilizado también por el Tribunal Constitucional, última instancia de recurso.

Tanto la Junta Electoral Central como el resto de Tribunales implicados en este asunto se han limitado a señalar que no pueden decidir nada en cuanto a la representación del PCPE, que la Junta Electoral de Andalucía había reconocido exclusivamente a Ástor García, porque hay otro Juzgado que en estos momentos está conociendo sobre el litigio civil iniciado en verano de 2017 por el grupo de Carmelo Suárez.

Así las cosas, el resumen sobre lo ocurrido con nuestras candidaturas es muy sencillo: las reclamaciones efectuadas por un grupo que se estaba presentando bajo una sigla ajena al PCPE ha concluido con la no proclamación de las candidaturas del PCPE y, por tanto, con la no concurrencia del PCPE a las elecciones del próximo día 2 de diciembre.

Queremos expresar con total rotundidad y claridad que las candidaturas presentadas bajo la denominación PCPA no tienen vinculación alguna con el PCPE. Se trata de un partido diferente y cuya representación también está siendo disputada judicialmente entre el grupo de Suárez y terceras personas con las que nuestro Partido no tiene relación alguna. Desconocemos por tanto cuáles han sido los motivos por los que las listas del PCPE no han sido proclamadas pero sí lo han sido las del PCPA. 

Sí sabemos que estas listas están nutridas de personas que tampoco tienen vinculación orgánica con nuestra antigua organización en Andalucía, sino con la candidatura municipal UPOA, de la localidad de Aguilar de la Frontera (Córdoba), cuyo principal dirigente concurre como candidato por la provincia de Almería y no por la provincia donde ejerce como concejal. 

La actitud mantenida durante todo este proceso por el grupo de Carmelo Suárez conduce a la imposibilidad de utilización de las siglas del  PCPE en los procesos electorales futuros. Si en estas elecciones andaluzas no hay papeletas del PCPE, es única y exclusivamente debido a la actitud de ese grupo y sus constantes maniobras judiciales y administrativas, con las que han pretendido no ya ser reconocidos como los representantes legítimos del PCPE – a lo que han renunciado según se desprende de sus acciones ante la Junta Electoral Central- , sino simplemente que se impida la presencia de que quienes hemos realizado una Conferencia Central del Partido y un Congreso Extraordinario para superar la grave crisis que sufrió el PCPE tras el V Pleno del Comité Central de los días 22 y 23 de abril de 2017.

A pesar de tener que aguantar, durante muchos meses, las constantes calumnias y difamaciones realizas por el propio Suárez y otros miembros de su grupo, el PCPE ha continuado desarrollando sus acuerdos orgánicos y su estructura, conscientes de que la única legitimidad de un Partido Comunista la otorga la lucha de clases. Con todo, han sido varias las cartas remitidas por parte de Ástor García a Carmelo Suárez para tratar de buscar una salida a la situación en la que, al existir dos organizaciones que reclaman ser el PCPE, se generan constantes confusiones y equívocos que no son del interés de ninguna de las partes. El grupo de Suárez ha respondido con insultos, provocaciones y nuevas actuaciones ante los órganos estatales, aspirando a que la legitimidad que perdió en abril de 2017 y, sobre todo, en el Congreso de noviembre de 2017, se la concedan órganos administrativos o judiciales del Estado, cosa que no ha sucedido a pesar de sus múltiples y torpes intentos. 

El PCPE ha tomado buena nota de todo lo sucedido en Andalucía y somos plenamente conscientes de lo que puede llegar a ocurrir en el futuro mientras el grupo de Suárez persista en su actitud. Por eso desde hace tiempo venimos tomando las medidas oportunas para garantizar la legalidad del Partido y todos los escenarios que se pueden llegar a producir dada la suicida actitud de ese grupo de antiguos militantes del PCPE.

Por último, dado que no concurren a las elecciones andaluzas candidaturas comunistas dignas de tal nombre, planteamos a nuestros simpatizantes y amigos el voto nulo mediante la papeleta ausente, la papeleta del PCPE, que distribuiremos en nuestros actos de campaña.

El PCPE desarrollará durante los próximos días una campaña política específica en Andalucía, dirigida a los centros de trabajo y los barrios obreros y populares para ampliar nuestra presencia organizada en ellos, para vincular al Partido a todas aquellas personas que nos han mostrado su apoyo y su interés en las últimas semanas. 

Nuestro objetivo sigue siendo convertir al PCPE y a los CJC en herramientas útiles para la clase obrera y el pueblo trabajador de Andalucía, cuyos intereses no pueden seguir subordinándose a los de otros sectores sociales, como pretenden las fuerzas socialdemócratas, ni acabar en callejones sin salida como pretenden los eurocomunistas de izquierda de Suárez y sus aliados.

¡Andalucía Obrera en Pie!

¡Por un país para la clase obrera!

Buró Político del PCPE
15 de noviembre de 2018