PCPE y CJC ante las amenazas del paramilitarismo a refugiados y refugiadas colombianos en España

2

Ante las recientes noticias recibidas por parte del Partido Comunista Colombiano (PCC) y la Juventud Comunista Colombiana (JUCO) en España, el Partido Comunista de los Pueblos de España y los Colectivos de Jóvenes Comunistas queremos denunciar públicamente las amenazas de muerte realizadas por las denominadas Autodefensas Unidas de Colombia (grupo paramilitar colombiano) a militantes del PCC y la JUCO en España. Igualmente queremos declarar nuestra solidaridad y apoyo a todos los y las militantes comunistas amenazados y perseguidos por el paramilitarismo colombiano, así como a todos sus familiares que sufren constantemente vejaciones similares, en especial al camarada Nelson Javier Restrepo Arango.

La persecución y el asesinato por parte del paramilitarismo a militantes comunistas, líderes sindicales y campesinos, luchadores indígenas y estudiantiles, en definitiva, al conjunto de luchadoras y luchadores populares colombianos, ha tenido históricamente la complicidad y el amparo del Estado colombiano, tanto fuera como dentro del país. No es casualidad que en Colombia se descubriese la mayor fosa común de toda Latinoamérica o que, éste, sea el país con más desplazados internos del mundo.

El PCPE y los CJC siempre hemos mantenido una posición internacionalista con todas las personas que, desde una posición consciente, tomaron la decisión de luchar por una Nueva Colombia sin explotación ni paramilitarismo. En este sentido, reiteramos y reafirmamos nuestra solidaridad con las y los revolucionarios colombianos, en un contexto en el que, a pesar de la decisión de las FARC-EP de secundar junto con el Gobierno los Acuerdos de Paz, continúan las hostilidades por parte del paramilitarismo y el Estado colombiano.

Las recientes amenazas a miembros del PCC y la JUCO en España o la última detención de Yimmi Ríos y otros integrantes de las FARC-EP (que se encontraban inmersos en tareas vinculadas a los Acuerdos de Paz) no hacen más que resaltar el escaso compromiso del Gobierno colombiano con lo acordado en La Habana, su complicidad con el paramilitarismo y su sumisión a los monopolios colombianos que tratan de hacer de los Acuerdos de Paz un negocio con el que aumentar su rentabilidad.

Por todo ello el PCPE y los CJC queremos:

  • Expresar nuestra preocupación por la integridad física tanto de los combatientes farianos (que a día de hoy se encuentran en proceso de dejación de armas) como del conjunto del movimiento obrero y popular colombiano.
  • Exigir al Gobierno colombiano el cese de las hostilidades a todo el movimiento obrero y popular, sindical y campesino colombiano.
  • Exigir a las autoridades españolas la garantía de la seguridad de los refugiados colombianos y de sus familias en nuestro país o serán corresponsables de las acciones del paramilitarismo.
  • Reafirmar nuestro compromiso solidario con la causa justa del pueblo colombiano por la construcción de una Nueva Colombia en paz y con justicia social.
  • Hacer un llamamiento a levantar la más amplia solidaridad popular para garantizar la seguridad de nuestros hermanos colombianos en España.

En Madrid, a 13 de junio de 2017.