La clase obrera nos señala el camino para defender las pensiones

0

Con el anuncio de una subida de las pensiones de un 0,25% ha comenzado un ciclo de movilizaciones de pensionistas que reclaman una subida digna de las pensiones. Una vez más, el gobierno destina el dinero de nuestros impuestos a un gran grupo de empresas, en este caso las concesionarias de autopistas, antes que a las subidas de las pensiones.

Resulta muy cínico hablar de subir las pensiones una cantidad que pueda ser catalogada como digna, cuando este gobierno se ha gastado la hucha de las pensiones en la barra libre para las empresas y la banca. No hay dignidad para pensionistas cuando todas las políticas van enfocadas a beneficiar a quien más tiene, perjudicando a viudas con pensiones de miseria, junto a jubilados y jubiladas que no pueden encender la calefacción en invierno.

El PCPE ha venido denunciando desde el principio de esta crisis la falsa idea de que es posible volver hacia atrás en la historia de nuestro país. No existe ningún posible gobierno que vaya a solucionar los problemas de jóvenes, trabajadores y trabajadoras, personas en paro o pensionistas.

La estrategia de la oligarquía española, alineada completamente con los poderes europeos, no es otra que cambiar la forma del estado, haciendo desaparecer todo el aparato de protección social. En los últimos años las reformas han facilitado que los grandes monopolios paguen cada vez menos impuestos, trasvasando la riqueza que producimos trabajadores y trabajadoras directamente a los bolsillos de oligarcas sin escrúpulos. No se puede dar el debate de la sostenibilidad del sistema de protección social sin hablar claramente del problema real que sufrimos. La riqueza que producimos está en manos de oligarcas que cuando necesitan paz social abren el grifo y cuando no la necesitan nos condenan a la miseria.

El sistema público de pensiones es una conquista fruto de la lucha y la unidad del movimiento obrero y sindical y es ese mismo movimiento obrero quien tiene que ponerse al frente en la defensa de nuestros derechos. Nuestra ley son los derechos de la clase obrera. Los y las pensionistas nos marcan el camino, organizarse y luchar. Si no luchamos perderemos. Es necesario luchar por un proyecto propio de la clase obrera, es necesario luchar por Un País Para la Clase Obrera.