La batalla del taxi contra el gran capital

0

El Partido Comunista de los Pueblos de España saluda la lucha que estos días los taxistas han emprendido contra las grandes empresas de la VTC y contra los gobiernos que se pliegan a sus intereses.

La lucha de los taxistas es una lucha justa contra la penetración del gran capital en el sector. La patronal de la VTC trata de convencer a la opinión pública de que la liberalización del sector y la competitividad capitalista se traducirán en un mejor servicio para los usuarios. Nada más lejos de la realidad. Los comunistas decimos con toda claridad que los enormes beneficios obtenidos a base de precarizar las condiciones de los conductores no tienen como finalidad mejorar el servicio hacia los usuarios, sino engrosar las ganancias capitalistas que se refugiarán luego en paraísos fiscales. 

La batalla del taxi es expresión de la resistencia frente al proceso de concentración del capital que impera en todas las economías capitalistas. El pueblo trabajador debe hacer frente a sus consecuencias, uniendo sus luchas, arrinconando a la patronal y desgastando a los gobiernos que gestionan al monstruo capitalista. Pero la lucha defensiva, por la protección de nuestros derechos y condiciones de vida, solamente es útil si se comprende que, si bien el proceso de concentración de capital se puede frenar con la lucha en un momento determinado concreto, es un proceso que acabará engullendo todos los ámbitos en que se pueda obtener beneficio capitalista. Acabar con el sistema capitalista es la única solución realista y con futuro.

La tendencia del capitalismo hacia la concentración de capital es ajena al color del gobierno. Es una tendencia general. El PCPE llama a no tener ninguna confianza hacia ningún gobierno ni hacia la socialdemocracia, pues más allá de la palabrería, gestionan un sistema a imagen y semejanza de las grandes monopolios capitalistas , sus patronales y sus lobbies de presión. 

Hoy el PCPE hace suyas las reivindicaciones del sector del taxi, exigiendo la limitación de licencias VTC. Con ello se para el golpe, pero la amenaza sigue latente. La existencia de beneficios capitalistas en el sector gracias a la explotación de asalariados o de falsos autónomos es una realidad, y el capitalismo crea más capitalismo. La propuesta del PCPE es construir un país para la clase obrera. Se basa en eliminar los beneficios capitalistas del sector, nacionalizando las empresas de la VTC y creando una empresa pública del taxi gestionada por los propios taxistas, donde el uso de las nuevas tecnologías se realice en beneficio de los usuarios y de los trabajadores, en unas condiciones dignas de trabajo.
¡Viva la lucha de los taxistas!

¡Por la unidad de todas las luchas del pueblo trabajador contra la patronal y sus gobiernos!
¡Por un país para la clase obrera!

Buró Político del PCPE
31 de julio, 2018