72 años después de la victoria sobre el nazifascismo

149

En el 72 aniversario de la conquista definitiva de Berlín por las tropas soviéticas, que cuminaba el aplastamiento de las hordas nazifascistas y suponía el final de la llamada II Guerra Mundial en el teatro de operaciones europeo, el Partido Comunista de los Pueblos de España (PCPE) vuelve a conmemorar esta victoria histórica mostrando, una vez más, nuestro reconocimiento y agradecimiento eterno a la patria de los soviets, hogar y faro de todos los trabajadores y todas las trabajadoras del mundo: la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS). Asímismo, nuestro homenaje a partisanos y partisanas,  y a todos los y las militantes antifascistas que, con su labor heroica, contribuyeron decisivamente al aplastamiento militar de las fuerzas más reaccionarias y oscurantistas del momento.

72 años después de aquél acontecimiento trascendental para el devenir de los pueblos de todo el mundo, recogemos el testigo y levantamos las mismas banderas que aquellos que ofertaron sus vidas para liberar a la humanidad de la amenaza de brutal esclavitud que entonces se cernía sobre sus vidas pero que, desgraciadamente, nuestro pueblo, a pesar de su heroica lucha, tuvo que soportar sobre sus espaldas en forma de dictadura franquista durante casi cuarenta más.

Los nazifascistas fueron derrotados hace 72 años, pero el sistema económico que les permitió eclosionar y crecer, y la clase social sin la cual su acceso al poder hubiera resultado imposible, siguen sometiendo a la inmensa mayoría de la clase obrera y de los pueblos del mundo.

Y es que la Alemania hitleriana o la Italia fascista no fueron trágicas anécdotas históricas imposibles de reproducir sino, bien al contrario, estructuras políticas que los elementos más reaccionarios y agresivos del capital ensayaron para la consecución de unos objetivos económicos muy determinados, todo ello en clave de pugna permanente entre las distintas potencias imperialistas.

Con esta lectura, los y las comunistas de España no eludimos nuestra labor de lucha frontal y sin concesiones contra aquellos que, para mantener la dictadura de los monopolios y sus privilegios de clase, no dudan en recrudecer su violencia sin límite, recordándonos así que son muy capaces de reproducir los mismos métodos y planes criminales que fueron derrotados hace siete décadas. 

Hoy, el papel histórico que al movimiento comunista le toca cumplir es el de organizar y ponerse al frente de todas y cada una de las batallas que sirven para derrotar al imperialismo, hasta su derrota total.

La lucha por la salida de la Unión Europea, alianza interestatal cuya razón de ser desde su origen no es otro que el de agrandar y perpetuar el poder de sus respectivos monopolios; la salida unilateral de la OTAN y el desmantelamiento de todas las bases militares extranjeras con la consecuente expulsión de sus tropas de nuestro país; la negativa a que sea usado el espacio terrestre, aéreo o marítimo de nuestro país en cualquier plan de agresión contra otros pueblos, constituyen retos ineludibles en nuestra lucha contra el imperialismo y por la paz mundial.

Y todo ello enmarcado en el derrocamiento de su poder y en la construcción del socialismo-comunismo como garantía única y definitiva para los pueblos de no volver a sufrir ni los horrores ni los crímenes de una guerra como la que, victoriosamente, el ejército del estado proletario de la URSS puso fin hoy hace 72 años.

Secretariado Político del CC del PCPE.

9 de mayo, 2017.