28 S: Aborto libre, seguro y gratuito

0

Este 28 de septiembre el Partido Comunista llama a las mujeres trabajadoras a salir a la calle a defender nuestros derechos.

Queremos ejercer el derecho a una salud sexual y reproductiva sin restricciones legales que conviertan servicio en beneficio, que conviertan el derecho a interrumpir el embarazo en un privilegio para quien pueda pagárselo mientras aseguran buenas ganancias a médicos y clínicas privadas.

El aborto clandestino cuya primera causa es el miedo a perder el trabajo, es una de las principales causas de muerte materna en nuestro país y en el mundo.

El derecho a abortar se inscribe en un contexto en el que la parcialidad y la contratación precaria que afecta a las mujeres trabajadoras en particular, generando una profunda brecha salarial,  se debe en buena medida a nuestro papel como cuidadoras en un estado capitalista donde las tareas reproductivas y de cuidados las realizamos las mujeres en el ámbito privado y no remunerado de nuestras casas, mientras la patronal conculca cualquier derecho de conciliación y discrimina, acosa , margina o directamente despide a las mujeres con hijos a su cargo.

Llamamos a las mujeres trabajadoras a organizarse para luchar con sus compañeros de clase por sus reivindicaciones bajo un Programa  que asegure el ejercicio  real de sus derechos sexuales y reproductivos.

Por el acceso efectivo a la educación sexual en la escuela, en los centros de salud y en los de planificación familiar. Por un tratamiento de la sexualidad crítico con la ideología patriarcal y la mercantilización de la sexualidad por unas relaciones sexuales libres e igualitarias.

Por una información pública, adecuada y suficiente en los barrios populares, con acceso libre y gratuito a los métodos anticonceptivos y de planificación, sin discriminación ni trabas administrativas, sin más requisito que la libre decisión de la persona interesada.

Por el derecho al aborto libre y gratuito en la sanidad pública, sin objeción de conciencia para el colectivo de profesionales, sin discriminación por razón de edad o nacionalidad, sin requisitos administrativos, burocráticos o familiares.

Por el archivo de los procesos judiciales abiertos contra cualquiera de las personas implicadas en la interrupción del embarazo.

Por la despenalización total del aborto y garantías de privacidad para las mujeres que ejerzan este derecho.

Por un estado laico donde la religión sea una actividad privada, separada del ámbito institucional, de la enseñanza y sin financiación pública.

Por la eliminación de toda publicidad sexista abierta o encubierta, con sanciones económicas o publicitarias a las compañías que las incumplan.

Este 28 de septiembre el Partido Comunista llama a las trabajadoras y a los trabajadores a luchar por la  del aborto y la inclusión de nuestra salud sexual y reproductiva en la sanidad pública,  como parte esencial del Programa de lucha de las mujeres trabajadoras y del conjunto de la clase obrera.

Luchemos por un país para las trabajadoras y los trabajadores: Por un país para la clase obrera.